Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Salvador decreta austeridad por petróleo y alimentos
SAN SALVADOR / AFP
El gobierno de El Salvador decretó un “recorte generalizado” de gastos en todas las reparticiones dependientes del Ejecutivo, aunque sin afectar la inversión social ni pública, ante el constante aumento de los precios del petróleo y de los granos que socava la economía.

“He convocado a un Consejo de ministros. Vamos a hablar de las medidas de austeridad que deberán ponerse en práctica en todas las reparticiones del gabinete”, aseguró el presidente Antonio Saca.

El mandatario insistió en que el recorte de gastos será efectivo en las entidades que dependen del Poder Ejecutivo, pero que esos ahorros en ningún momento deberán frenar la inversión en proyectos sociales ni la inversión pública.

Entre las medidas previstas se encuentran la prohibición de celebraciones o regalos para el personal, el ahorro de energía eléctrica, priorizar gastos en viáticos o viajes, uso racional de vehículos propiedad del Estado, minimizar gastos en papelería y otros insumos de oficina.

“Vamos a hacer un recorte generalizado de gasto en toda la administración del Ejecutivo”, insistió el presidente salvadoreño, quien este lunes se reunió con su gabinete para analizar las medidas de ahorro.

Critican biocombustibles por alza en alimentos
BRUSELAS / AFP
El economista norteamericano Jeffrey Sachs, Consejero Especial del secretario general de la ONU, reclamó reducir los programas estadounidenses y europeos de promoción de los biocombustibles, que “no tienen sentido” frente a la crisis alimentaria mundial.

“Debemos reducir de forma significativa nuestros programas de biocombustibles, que eran comprensibles cuando los precios alimentarios eran mucho más bajos y las reservas de alimentos más grandes. No tienen sentido hoy en día, en condiciones de hambruna mundial”, declaró Sachs durante una conferencia de prensa al Parlamento europeo en Bruselas.

Sachs reconoció que el impacto del programa norteamericano, más desarrollado, era más importante, aunque subrayó que los biocombustibles europeos --limitados por el momento, pero que deben alcanzar el 10 por ciento del consumo energético del bloque en 2020-- también tenían un “verdadero impacto”.

“Recomendaría por lo menos una revisión de los dos programas (el norteamericano y el europeo) en función de las nuevas condiciones del mercado”, insistió el consejero especial de Ban Ki-moon para los Objetivos del Milenio para el Desarrollo.