•  |
  •  |
  • END

NUEVA YORK / AFP

Los precios del barril de crudo West Texas Intermediate (WTI) terminaron en leve baja este jueves en Nueva York, al cierre de una sesión muy volátil, en la que se aproximó a su récord absoluto y llegó a bajar a cerca de 120 dólares.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de WTI (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en junio terminó en 124.12 dólares, en baja de 10 centavos en relación a su nivel de cierre del miércoles.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte --más pesado y sulfurado-- para entrega en junio perdió 61 centavos para cerrar en 121.25 dólares.

“En alza un día, en baja al siguiente, los precios del petróleo repiten el mismo juego”, resumió Mike Fitzpatrick, analista de la casa de corretajes MF Global.

Según el experto, “aunque los precios bajen 5 ó 10 dólares, no quiere decir que sea el comienzo de un movimiento a la baja; por el contrario, puede presagiar otro aumento, marcado por nuevos records”.

En efecto, la sesión se dividió en dos partes: en la primera, hasta la mitad de la sesión, se registraron fuertes compras, el barril de oro negro alcanzó 126.64 dólares, a unos centavos solamente de su récord absoluto en 126,98 dólares; luego, la segunda parte de la sesión se caracterizó por importantes ventas, y el precio del crudo perdió más de tres dólares, antes de limitar sus pérdidas hacia el final de la jornada.


Inversores indecisos
Según los analistas, esos movimientos erráticos se deben a las dudas que reinan en el mercado, donde los inversores intentan determinar si la oferta de gasolina será suficiente para satisfacer la demanda ante la llegada del verano boreal, período de largos viajes en automóvil (driving season) en Estados Unidos.

El miércoles el Departamento de Energía (DoE), anunció un descenso más importante que lo esperado de los stocks de gasolina.

Pero la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, revisó levemente a la baja su previsión de alza de la demanda de crudo en el mundo en 2008, a causa de la débil demanda de gasolina, según su informe de mayo.

La OPEP anunció este jueves que prevé un aumento de solamente 1.35% del consumo energético, contra 1.40% estimado en abril.