•  |
  •  |
  • END

La producción de energía eléctrica se triplicó prácticamente en los últimos 25 años, pero la estructura de generación favoreció al uso de plantas que utilizan combustibles fósiles, lo que con el enorme crecimiento del valor internacional del barril de petróleo en el mundo ha dejado a Nicaragua en una situación muy delicada.

Un extenso y minucioso estudio sobre la estructura económica de Nicaragua y de sus cuellos de botella, realizado por la doctora en historia económica por la Universidad de Barcelona, España, Roser Solà Montserrat, señala a la industria de producción eléctrica como la gran asignatura pendiente del país.

La connotación es planteada por la doctora Solà, no solamente se revela por el alto componente de generación térmica, alrededor del 70 por ciento según los datos de su libro Estructura Económica de Nicaragua y su Contexto Centroamericano y Mundial.

La obra de la doctora Solà, de 568 páginas, destaca un amplio y profundo conocimiento de la economía de Nicaragua, nación donde la experta ha permanecido alrededor de una década dedicada a la docencia en la Universidad Centroamericana (UCA), donde es profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Económica y Empresariales.

Solà es, además, autora del libro Breve Síntesis de Historia Económica Mundial y de Centroamérica, además de Geografía y Estructura Económica de Nicaragua en el Contexto Centroamericano de América Latina.

La doctora Solà advierte que 67 por ciento de la población del país tiene servicio de electricidad, lo que es considerado como un índice sumamente bajo para el desarrollo de un país.

Acusa la doctora Solà que la excesiva dependencia del país de la generación de electricidad con derivados del petróleo se estableció cuando los combustibles fósiles eran baratos y no se realizaron las obras requeridas para diversificar en distintas fuentes la producción de energía, lo que reveló una falta de visión estratégica de los últimos gobiernos, aparte de la permanente situación de crisis entre los poderes del Estado.