•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Nicaragua está ofreciendo a 80 dólares el quintal de frijol a El Salvador, grano que supuestamente es parte del acopio realizado por la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, Enabás, para evitar fuertes alzas en el mercado nacional, y para lo cual la institución recibió financiamiento de organismos internacionales.

Según información del periódico salvadoreño La Prensa Gráfica, una delegación del Ministerio de Economía de El Salvador se encuentra en el país, negociando los últimos detalles de la compra del grano, que se elevó de unos 48 a 80 dólares; pero nadie en el Ejecutivo informa al respecto.

El precio de 48 dólares por quintal surge de una operación matemática de la información divulgada en El Salvador, donde el mandatario de ese país, Antonio Saca, dijo que el presidente Daniel Ortega le había garantizado la venta de 125 mil quintales de frijol rojo en 6 millones de dólares.

Fuentes del Ministerio de Economía del vecino país, afirmaron que se está hablando de 80 dólares por quintal.

EL NUEVO DIARIO trató de obtener información sobre una negociación del gobierno con una delegación salvadoreña, pero en la oficina de Divulgación del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, dijeron que “en esa entidad no ha habido ninguna reunión al respecto, pero que el precio de 80 dólares el quintal es el del producto en el mercado internacional”.

Entre tanto, la oficina de Divulgación del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, tampoco sabe nada del asunto, y aseguraron que el ministro Ariel Bucardo se encuentra fuera del país.

La negociación para la venta del grano la realiza el gobierno, en momentos en que todos los países están almacenando el alimento para evitar escasez y alzas de precios en sus mercados.

Productores consultados por END sobre el primer ofrecimiento de 125 mil quintales de frijol en 6 millones de dólares, y la referida negociación del producto en unos 80 dólares el quintal, consideraron que se debe a una oferta mal hecha por el mandatario nicaragüense.