•  |
  •  |
  • END

Nicaragua se encuentra sumamente rezagada en materia de competitividad de su economía, de acuerdo a los resultados de dos índices internacionales en los cuales el país aparece en el sitio 111 de entre más de 130 países, lo cual es sumamente bajo y revela a la nación como poco atractiva a la inversión.

Los resultados de ambos índices fueron presentados en el Foro Nacional sobre Competitividad y la Inversión en Nicaragua, tanto por el doctor Niels W. Ketelhöhn, decano del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas, sede de Managua, como por el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

El foro fue abierto por el embajador de Estados Unidos, Paul Trivelli, quien señaló que la competitividad es un factor crucial para lograr “la participación internacional, especialmente en este mundo globalizado donde cada día hay más exigencias”, al tiempo que señaló que los empresarios deciden invertir después de estudiar una serie de factores.

Esos factores incluyen políticas y regulaciones planteadas por los gobiernos e instituciones, que marcan la pauta para crear un ambiente transparente y justo, propicio para invertir en el país
Entre tanto, el vicepresidente Jaime Morales Carazo destacó la necesidad de un mayor esfuerzo de equidad económica, que sea conciliado el mercado con la capacidad del Estado para incidir en la economía, y disminuir la brecha entre los extremos de riqueza y pobreza.

Por otra parte, el doctor Niels W. Ketelhöhn destacó que Nicaragua retrocedió en materia de competitividad. El año pasado el país se encontraba en el sitio 95 de 125 naciones, y pasó a 111 de 131 países, bajando unos 10 lugares. También señaló que la inflación del país es la más alta de la región, y para este año va subiendo de acuerdo a los modelos económicos realizados.

Algunos de los problemas en el clima de negocios están en el sector de energía, cuya dependencia de los combustibles fósiles se aumentó en el último año.

En tanto que mantiene pérdidas en más de un 26 por ciento, cuando lo usual a nivel internacional es de un 14 a un 16 por ciento.

Esas pérdidas de energía, que ascienden a unos 360 megavatios y a 110 millones de dólares, pueden ser recuperadas, afirmó al tiempo que recomendó que el gobierno sea agresivo en la búsqueda de inversiones y priorice sectores como la agricultura y agroindustria, donde Nicaragua tiene ventajas competitivas; y mejorar el clima de negocios.

José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, apuntó que a nivel regional Nicaragua también se encuentra en la cola de América Central en competitividad, pero añadió que no todo es malo, por cuanto el país tiene algunas ventajas competitivas como eficiencia del mercado laboral y de bienes, un acuerdo con el FMI y el ascenso en las exportaciones.

Entre tanto, Orlando Solórzano, Ministro de Fomento, Industria y Comercio, manifestó que el gobierno está trabajando para disminuir las debilidades del país para ser más competitivo, al tiempo que dijo que han crecido las exportaciones, llegando en 2007 a alcanzar un tasa del 17 por ciento por encima de las de 2006. Asimismo afirmó que de alguna manera ha bajado el ritmo de crecimiento de las importaciones.

Nicaragua exportó en 2007 bienes por unos mil 200 millones de dólares, e importó mercancías, tomando en cuenta la factura petrolera, cerca de tres mil 500 millones de dólares. Pero reconoció que para el desarrollo nacional, pese a esfuerzos realizados, hay cuellos de botella como el de la energía eléctrica.