•  |
  •  |
  • END

La instalación en el país de la estadounidense Cone Denim, que está invirtiendo 100 millones de dólares, es la muestra de los beneficios que está dejando a Nicaragua el Cafta, a pesar de los serios problemas de infraestructura con que cuenta nuestra economía, expresó Walter M. Bastian, sub secretario adjunto del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Bastian, quien participó en el Foro Nacional sobre Competitividad y la Inversión en Nicaragua, dijo en entrevista a EL NUEVO DIARIO que pese a los problemas que los inversionistas señalan sobre Nicaragua, el país tiene una buena reputación, al igual que sus ciudadanos, y es algo positivo para la inversión.

El funcionario estadounidense dijo que el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos (Cafta, por sus siglas en inglés), es lo que está ayudando a Nicaragua a atraer inversiones.

“Parte de la ventaja que brinda el TLC con Estados Unidos es el acceso a este mercado, (Nicaragua) tiene la ventaja de la geografía, la cercanía con Estados Unidos; pero si uno fabrica un producto aquí y lo tiene que sacar por Puerto Limón o Puerto Cortés, está perdiendo el tiempo, y las carreteras no son las mejores, así que hay muchas demoras al pasar de un país al otro”, apuntó.

Bastian expresó que algunas veces es más rápido sacar un producto del lejano Oriente y mandarlo a California, que sacarlo de Nicaragua hacia Estados Unidos, y dijo que el país necesita mejorar en el tema de la energía, sobre todo avanzar en los proyectos de energía renovable, así como las carreteras y puertos.

El funcionario estadounidense afirmó que el Cafta es como un sello de aprobación, que garantiza que se puede mantener una relación comercial para la venta de productos, pero también cubre servicios, inversión y todos los aspectos de negocios.

“Hay desafíos; tenemos Tratados de Libre Comercio con países centroamericanos, con Chile, y cada uno viene con sus propios desafíos, algunos mayores, pero es interesante notar que el 90 por ciento de nuestro comercio con este hemisferio, incluyendo Canadá, es con los países que tenemos TLC”, indicó. Aseguró que el Cafta ayudó a concretar algunos cambios en la legislación, necesarios para atraer inversión de todas partes del mundo.

Pero además de la infraestructura, el sub secretario de Comercio estadounidense mencionó a la educación, como uno de los aspectos fundamentales en que el país debe invertir, fomentando carreras técnicas para atraer mayores niveles de inversión extranjera e innovar productos para la exportación.

Señaló como ejemplo de la importancia en la educación, el caso de un gobernador de la provincia de Córdoba, Argentina, quien se empeñó en atraer a esa ciudad tres empresas estadounidenses, y al preguntarles qué necesitaban, le dijeron que técnicos en determinadas áreas, por lo cual, decidió financiar becas para graduar estudiantes en la universidad y así logró que dichas inversiones se concretaran.