•  |
  •  |
  • END

El ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, aclaró que la venta de frijoles que se le ofertó a El Salvador no la realizaría el gobierno nicaragüense, sino que los productores, y que el precio dependería de lo que demandaran los agricultores.

El funcionario dijo que con El Salvador se inició una negociación, pero en el transcurso el precio del grano podría variar, tal como ocurrió, y ahora el valor es mayor al que se le mencionó en ese entonces al presidente salvadoreño, Antonio Saca.

Además, aseguró que la venta del frijol estaría en dependencia de si existía suficiente producto en el mercado local.

Esa es la explicación que brindó Solórzano a la supuesta oferta que según el mandatario salvadoreño le hiciera el presidente Daniel Ortega, de venderle 125 mil quintales de frijol en 6 millones de dólares, lo que significaba que cada quintal habría costado 48 dólares.

El Parlamento salvadoreño aprobó la partida presupuestaria para la compra del grano a Nicaragua, pero ahora se está discutiendo el precio, porque resulta que el valor del que ahora se habla es de 80 dólares por quintal.

El gobierno salvadoreño informó que una delegación de los ministerios de Economía y Agricultura estaban en Nicaragua negociando los últimos detalles para la compra del frijol.

Mientras el gobierno hacía la oferta de venta de frijol a El Salvador, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, publicó un acuerdo ministerial a través del cual renovó la eliminación del arancel al frijol importado para traer grano de otros países, con el objetivo de contar con suficiente producto en caso de desabastecimiento.


Oferta incidió en
alza de precio
Por su parte, Enrique Zamora, Gerente General de Agropecuaria Lafise, una empresa que exporta frijol, dijo que el precio del grano estaba bajando en el mercado local por la salida de la cosecha de apante, pero cuando surgió la noticia de la demanda de los 125 mil quintales para El Salvador, el valor del producto comenzó a subir.

Explicó que la noticia de la venta de los 125 mil quintales a El Salvador pudo haber creado cierta presión sobre el precio del grano, y por eso en el mercado local en los últimos días llegó los 15 córdobas por libra.

Recientemente, representantes de sindicatos sandinistas se dedicaron a poner mantas en algunos lugares de la capital contra Lafise, acusándola de ser la causante del alza en el precio del frijol, porque según ellos, se lo están llevando a El Salvador.

Sin embargo, estas personas no dijeron nada cuando el gobierno ofreció vender a través de Enabás 125 mil quintales del grano al vecino país.

Zamora señaló que en el tema de los alimentos hay que tomar todas las medidas necesarias para que los consumidores tengan acceso a comprarlos. Nicaragua produce entre 4.5 y 5 millones de quintales de frijol al año, y se consumen 2.5 millones de quintales, exportándose parte del excedente.

El empresario dijo que desconoce cuál será la decisión del gobierno sobre la venta de frijol a El Salvador, y consideró adecuada la medida del Mific de bajar aranceles a productos alimenticios para mantener abastecido el mercado local.