•   New York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El precio del barril de crudo de Texas contuvo ayer su ritmo de subida, que lo llevó a cerrar la semana pasada en un máximo histórico, aunque a media sesión de ayer aún se negociaba por encima de los 95 dólares.

Tras una semana en que el petróleo de referencia estadounidense llegó a marcar hasta tres récords históricos al cierre de las sesiones diarias, el crudo comenzó ayer con un ligero descenso que a mitad de la sesión rondaba los 0.22 dólares y dejaba el precio del barril de entrega en diciembre a 95.71 dólares.

Sin embargo, en las operaciones electrónicas que se llevan a cabo antes de que se abra la sesión, el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) llegó a cambiarse por 96.12 dólares, por encima del récord de cierre alcanzado el viernes pasado (95.93 dólares), aunque no del máximo absoluto alcanzado durante ese mismo día (96.24 dólares).

Desde el 8 de octubre, cuando rebeldes del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) mataron a 13 soldados turcos cerca de la frontera turco-iraquí, el barril de crudo de Texas (159 litros) se encareció un 21 por ciento, ante el temor de que las tensiones geopolíticas mermen la oferta internacional del ‘oro negro’.

El freno percibido ayer a media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York también puede estar relacionado con los temores de que la crisis hipotecaria que afecta a EU reduzca los resultados trimestrales de los grandes bancos y contenga el crecimiento económico.

Brent baja un dólar

Ese temor -que también fue el responsable de que a media sesión la bolsa neoyorquina registrara caídas- se traduciría en una reducción de la demanda de carburantes en el país, el mayor consumidor energético del mundo.

En línea con el de Texas, el crudo Brent, el de referencia en Europa abrió con caídas de más de medio dólar, hasta los 91,53 dólares a las 6.30 GMT en el Intercontinental Exchange Futures (ICE).

El petróleo del Mar del Norte perdió terreno después de la escalada de la semana pasada, si bien ayer llegó a tocar el pico de 92,31 dólares, un nuevo máximo histórico para el Intercontinental Exchange Futures (ICE).

Al igual que el crudo, el precio de los contratos de gasolina para entrega en diciembre caían en unos 2.4 centavos y se negociaban a 2,4395 dólares por galón (3,78 litros).

No obstante, hay analistas que opinan que la fuerte demanda de China y la India reavivará la preocupación de la falta de crudo para abastecer a los mercados. Los nervios de la semana pasada también dieron paso a cierta calma debido la reducción de la tensión existente entre Turquía e Irak.