Ervin Sánchez
  •  |
  •  |

La puesta en marcha de la ley de factura cambiaria permitirá la dinamización del comercio interno, al facilitar la utilización de estos documentos, tras operaciones de ventas al crédito, como un medio de financiamiento rápido para los pequeños y medianos comerciantes, al poderlas colocar en entidades interesadas en comprar estos papeles.

De acuerdo con Ernesto Porta Balladares, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua y con la abogado María Antonieta Fiallos Gutiérrez, de Asesorías y Consultorías Especializadas, la factura cambiaria es un título valor que permite convertir las ventas al crédito en recursos monetarios rápidamente.

Según la información, en este sentido la factura cambiaria se convierte en un título valor, del que el vendedor al crédito puede presentar una copia del documento de venta a una empresa de factoraje.

El documento debe contener, además de los requisitos establecidos en las leyes fiscales, impreso el nombre de factura cambiaria, el monto del crédito, el lugar del cumplimiento de pago, la fecha de vencimiento, el nombre del comprador, el monto, el número de abono y su vencimiento, la tasa de interés corriente y moratorio, además de la firma del emisor y la del comprador.

Según Porta y Fiallos, la realización de una serie de talleres con comerciantes de distintas partes del país ha revelado entusiasmo de parte de pequeños y medianos comerciantes por conocer sobre el tema, tanto para convertirse en empresas de factoraje como por la posibilidad de convertir rápidamente las operaciones crediticias en efectivo.

Los funcionarios dijeron que la factura cambiaria en cierto sentido eliminará los obstáculos que encuentran los pequeños empresarios para obtener financiamiento de parte de las entidades bancarias y lo podrán encontrar en este tipo de transacciones, por lo que prevén que las operaciones de este tipo, muy incipientes en el país, verán un crecimiento exponencial tras ser aprobada la ley de factoraje.

Hasta el momento la iniciativa es un proyecto de ley que la Cámara de Comercio lo está consultando con los pequeños y medianos empresarios de todo el país, para posteriormente consultarlo con diputados y posteriormente a la comisión económica de la Asamblea Nacional.

Consensuan iniciativa

Toda vez consensuada entre los micro, pequeños y medianos empresarios por medio de una serie de talleres, los proyectistas piensan llevar el ante proyecto a la Asamblea Nacional aproximadamente en los primeros días de diciembre próximo.

Este documento no sólo permitirá convertir en recursos financieros rápidamente las operaciones crediticias, sino que los poseedores podrán contar con un instrumento negociable, haciendo más eficiente las empresas, además de nivelar los flujos en ventas de temporadas y a la vez poder optar a juicios sumarios en caso que los deudores no paguen su deuda facturada.

De hecho la ley convertirá la copia de la factura cambiaria en un título valor, similar a las letras de cambio, cheques o pagarés o bonos de prenda, señala la información de la Cámara de Comercio.

Este tipo de operaciones se encuentra más avanzada en otras naciones de América Central y en Nicaragua es apenas incipiente, por lo que su generalización traería más competencia, tasas más atractivas, entre otros beneficios, señalan los proyectistas.