•  |
  •  |
  • END

El precio del barril de petróleo cerró ayer en un nuevo récord histórico de 138.54 dólares en Nueva York, lo que significó un incremento de más del 10 por ciento en comparación con el día anterior, mientras analistas económicos vaticinaron que de aquí al 4 de julio el producto llegará a los 150 dólares, lo que impactaría aún más en la economía nicaragüense.

Durante la jornada de la Bolsa de Valores de Nueva York, el barril de crudo llegó a superar los 139 dólares, para finalizar en 138.54 dólares, un precio récord nunca antes visto.

Las informaciones internacionales reportaron que el fuerte incremento del petróleo se debió al debilitamiento del dólar, que cayó a 1.57 por un euro, además de una mayor tensión entre Israel e Irán, entre otras causas mencionadas por los expertos.

Mientras el petróleo se elevaba ayer a valores récord, analistas del banco estadounidense de inversiones, Morgan Stanley, aseguraron que de aquí al cuatro de julio el precio del barril se cotizará en 150 dólares.

Para el economista Róger Cerda, pronósticos como el de Morgan Stanley deben tomarse con prudencia, ya que estas compañías invierten en contratos de futuro de petróleo y ganan sumas millonarias con estas inversiones.

“Son anuncios sesgados, al igual que los de Goldman Sachs, quienes transan en los contratos futuros de petróleo y comodities (trigo, maíz, azúcar), tiran bolas para que la gente les compre y se embolsan los millones de dólares”, expresó.

Factura superará
los un mil millones
Sin embargo, Cerda consideró preocupante la tendencia alcista del precio del petróleo, que está afectando fuertemente la economía nicaragüense, entre otras cosas con la factura petrolera, que este año superará los un mil millones de dólares.

El monto en compra de petróleo es prácticamente lo que el país está exportando; un poco más de un mil millones de dólares en 2007, según el Banco Central de Nicaragua, BCN.

Cerda dijo que el país deberá reducir el consumo de combustible e importar menos petróleo, pero que este producto al igual que los alimentos, cigarrillos y café, no registran mayores cambios en las ventas a pesar de que el precio suba.

El economista señaló que no se trata de cómo el incremento en el precio del petróleo está afectando a Nicaragua, sino al mundo, porque en Estados Unidos ya se están dando cambios en los patrones de consumo, a pesar que en esa nación tienen un ingreso anual promedio de 50 mil dólares al año, mientras que aquí esa cifras es como de 900 dólares.

Los economistas independientes están recomendando el ahorro en todos los niveles; tanto en el Estado, como el sector privado y los consumidores en general, con una serie de medidas que incluyen el uso de vehículos particulares, aires acondicionados, rótulos luminosos, semáforos, entre otros.

Las agencias internacionales reportaron ayer que los combustibles también registraron incrementos de precios espectaculares en Estados Unidos, un comportamiento similar al que se registra en Nicaragua, donde cada domingo dichos productos se elevan de precio y repercuten en el resto de artículos de consumo.

En tanto, el crudo Brent, de referencia en Europa, subió ayer más de 10 dólares (casi un 8 por ciento) en el mercado de futuros de Londres, y marcó un nuevo récord al superar por primera vez los 138 dólares; pero al final cerró por debajo de esa barrera en 137.69 dólares por barril.