•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

La Cuenta Reto del Milenio (CRM) está apoyando a 173 productores de ajonjolí, de ellos 128 dedicados a la producción convencional en los municipios de Malpaisillo, Somotillo, Villa Nueva, El Viejo, La Paz Centro y León, y 45 a la producción orgánica en Villa Nueva y Somotillo.

La CRM los apoya con asistencia técnica, capacitación, monitoreo, seguimiento al cultivo, cosecha, ruedas de negocios, certificación orgánica, procesamiento, comercialización y entrega de insumos. Los productores duplicaron sus ganancias, rendimientos, y mejoraron la calidad.

Hasta mayo de 2008 comercializaron un total de 7,509 quintales de ajonjolí convencional con 340 productores de Chinandega y León, que dejaron 428 mil dólares en ingresos, con precio promedio por quintal entre los 57 dólares.

De ajonjolí orgánico comercializaron aproximadamente 700 quintales a precio de 100 dólares cada uno. La venta dejó 70 mil dólares.

“Gracias a la asistencia de la Cuenta del Milenio aumentamos los rendimientos hasta en un cincuenta por ciento y obtuvimos ganancias récord”, dijo el productor Diego Antonio Treminio Niño, habitante del municipio de Malpaisillo.

Este ajonjolicero, con la ganancia de la cosecha 2007-2008, compró cinco vacas paridas, incrementando su hato, y diez manzanas de tierra.

Las reses aumentaron la producción de leche que comercializa en la localidad. Las diez manzanas las ocupará para ampliar las áreas de ajonjolí en el ciclo de este año.


Oportunidades de diversificación
Por otra parte, productores de plátano de Tonalá, Chinandega, participaron recientemente en un intercambio  de experiencias promovido por la empresa Tecno-Agro y el Clúster Agrícola CRM-CII, en Jinotega, para conocer en el terreno el cultivo de la malanga coco.

“Existe interés de varias empresas exportadoras de tubérculos en diversificar la producción de Occidente, e incluir otras opciones productivas como la malanga coco, el quequisque y  el ñampi”, dijo James Johnson, especialista agrícola de la CRM - Chemonic.

“La importancia de la malanga para Tonalá es que se adapta a suelos que son marginales para plátano, suelos inundados, con problemas de drenaje; y más ahora que se ha visto los problemas causados por los vientos, la malanga puede ser una opción de diversificación de ingresos para productores con riego, cuyas plantaciones de plátano están desprotegidas”, indicó Jonson.

En el intercambio participaron los productores: Anastasio García, Presidente de la Cooperativa Coplov; Darvis López, Vicepresidente de la Cooperativa La Esperanza; y dos productores de la Cooperativa La Unión.

Ellos visitaron la planta procesadora de Tecno-Agro en Apanás y varios cultivos de malanga en Mancotal, Jinotega.