Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Asegurando el agua

Los sistemas autogestionados de uso y aprovechamiento de aguas constituyen una experiencia rica en el manejo de los recursos acuáticos, en donde las comunidades organizadas buscan soluciones a los problemas de abastecimiento del vital líquido.

En el reciente seminario sobre Gestión Integrada de Recursos Hídricos (GIRH), organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Centro de Investigaciones de Recursos Acuáticos y la Global Water Partnership (GWP)-Nicaragua, en saludo al Día de la Tierra, hubo la oportunidad de escuchar diversas experiencias de uso y aprovechamiento de aguas, tales como la de los Comités de Agua Potable o CAP, como expresiones de la comunidad organizada, para buscar solución a un problema serio como es el abasto de agua para consumo humano.

Estas expresiones de la comunidad han logrado resolver problemas de abastecimiento de agua en distintos lugares, con esfuerzo propio o gracias a la cooperación por ellos gestionada, sumando hasta más de un millón de personas, principalmente en los sectores rurales.

Existen sistemas autogestionados que tienen ya más de veinte años de operar, y son Comités designados por la comunidad los responsables del manejo y mantenimiento, de realizar las nuevas conexiones y por supuesto de cobrar la tarifa correspondiente a cada usuario.

Pero estas acciones las realiza cualquier entidad responsable del abasto de agua. Lo cualitativamente distinto en este caso es además el desarrollo de capacidades de la comunidad para asegurar un buen abasto de aguas, para evitar despales y otras acciones que puedan impactar negativamente en la producción de agua.

Los grupos que conducen estas experiencias han empezado a articularse a una red nacional, demandando participación en la formulación de un reglamento específico sobre los Comités de Agua (CAPs), ya que no se sienten representados en la Ley General de Aguas (Ley 620).

La Ley General de Aguas dice que el Estado, a través de las instancias creadas para ello, es el responsable de llevar el agua potable, pero Enacal no manifiesta interés por los sistemas pequeños 10-50 usuarios, sino sólo por los grandes, más de 500.

Los pequeños proyectos no son rentables, y si no han logrado llevarles agua, el interés de la empresa aunque sea estatal no es suficiente para garantizarles la operación del servicio.



Carlos Javier López y Marcia Estrada
Consultores en Desarrollo Rural
marciaestrada@yahoo.com