• New York |
  • |
  • |
  • EFE

El precio del crudo de Texas vivió ayer una tranquila jornada de resaca tras el frenesí de las diez últimas sesiones, en seis de las cuales marcó máximos históricos, y acabó con un descenso de casi un dólar, que dejó los contratos de futuros en 95.46 dólares.
La sesión únicamente estuvo animada al comienzo, cuando los contratos de futuros del crudo de referencia en EU de más corto vencimiento (los de diciembre) subieron hasta los 97.7 dólares, después de conocerse la llegada de una nueva tormenta al Mar del Norte, que motivó la evacuación de algunas plataformas.
A ello se sumó el incendio de una refinería de Texas, que también hizo temer a los inversores una reducción en un futuro próximo del suministro de crudo y carburantes.
Sin embargo, el mercado fue relajándose, como si los inversores estuvieran tomando aire después de unos días en que las noticias y las especulaciones desencadenaron una acelerada subida del petróleo, que hace un mes se cambiaba a 79 dólares, quince menos que ahora.
En lo que va de año el crudo de Texas se ha encarecido el 56 por ciento, ya que en su último día de cotización de 2006 cerró a 61,05 dólares.
Los comentarios del presidente de la Reserva Federal de EU, Ben Bernanke, contribuyeron a mantener los ánimos templados respecto a los posibles problemas de suministro de materias primas, que es una de las inquietudes que más altera los precios del crudo y los carburantes.
Sobre la enloquecida subida del petróleo en las últimas semanas, únicamente apuntó que se "ha renovado la presión al alza sobre la inflación y puede ser un freno adicional a la actividad económica".
En línea con el crudo, el resto de sus derivados también registró ligeras caídas, como la gasolina, que perdió 0,3 centavos (0,12 por ciento) hasta cerrar a 2,4376 dólares por galón, o el gasóleo, que cayó 1,17 centavos (0,44 por ciento), hasta los 2,6058 dólares.
De igual manera, los contratos futuros del gas natural cerraron a 7,504 dólares por cada mil metros cúbicos, lo que supone un descenso de 12 centavos, equivalentes al 1,57 por ciento.
Al otro lado del Atlántico, el crudo Brent, de referencia en Europa, cerró a la baja en el mercado de futuros de Londres, donde el barril para entrega en diciembre acabó en 92,79 dólares, 0,45 centavos menos que al cierre de la jornada anterior.