•   México  |
  •  |
  •  |
  • AP

 La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos levantó el veto al tomate procedente del estado fronterizo de Baja California al considerar que el fruto no está vinculado a un brote reciente de salmonela en territorio estadounidense.

''Está permitida la exportación a Estados Unidos de lotes del producto cosechado en este estado en México con un certificado emitido por la Secretaría de Fomento Agropecuario del gobierno del estado de Baja California'', dijo la administración el sábado en su página web.

La Secretaría de Fomento Agropecuario de Baja California, según la agencia mexicana oficial de noticias Notimex, se comprometió de inmediato a inspeccionar los envíos de tomate a Estados Unidos y evitar que ingrese fruto de otros estados donde se sigue sospechando su posible relación con el brote.

El anuncio de la agencia estadounidense reduce el impacto económico y social negativo de imagen generado hacia el tomate bajacaliforniano, indicó el secretario de Fomento Agropecuario, Antonio Rodríguez, en un comunicado citado por Notimex.

De acuerdo con Rodríguez, en abril se detectó la presencia de la bacteria ''Saintpaul'' de la salmonela y el brote afectó a 140 personas en 17 estados del Medio Oeste de Estados Unidos.

La administración estadounidense, conocida por las siglas FDA, pidió a la población que sólo consuma el tomate con una fuente precisa de origen.

Baja California fue reincorporada junto con Nuevo México e Indiana a la lista de entidades que ''no han sido asociadas con el brote'', dos días antes de que una delegación del gobierno mexicano se reúna el lunes con funcionarios de Estados Unidos para defender el tomate de México.

En un comunicado emitido el viernes, la Secretaría de Agricultura dijo que la delegación mexicana instalará una mesa ''técnico-científica'' con autoridades de la FDA para convencerlas de que México ''cumple con todos los requisitos para continuar exportando'' sus tomates.

En Estados Unidos, el jefe de seguridad de alimentos de la Administración de Alimentos, David Acheson, dijo el viernes a la AP que ''la gran mayoría'' del tomate vendido cuando comenzó el brote de salmonela provino de México y partes de Florida, por lo que son los lugares considerados como posibles orígenes del problema.