Máximo Rugama
  • Estelí |
  • |
  • |

Decenas de trabajadores de las distintas áreas del Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, realizaron un paro de actividades para demandar que las autoridades judiciales dejen en libertad al señor Cruz Tórrez, quien es conductor de una ambulancia de ese centro asistencial y enfrenta una acusación por homicidio en accidente de tránsito.

Según el dirigente sindical Westher Arosteguí, Tórrez es acusado injustamente porque hace cinco meses, cuando conducía una ambulancia, al pasar por la localidad matagalpina de San Isidro encontró sobre la vía a una persona del sexo masculino que estaba inconsciente, por lo que decidió bajarse para auxiliarla, pero al revisar se dio cuenta que había muerto.

Ante eso, decidió informar a las autoridades policiales, quienes en su momento emitieron un dictamen que exoneraba de toda culpa a Tórrez, sin embargo, los familiares solicitaron una revisión de la resolución, la que luego fue contra el conductor de la ambulancia.

Una versión

Hay otras versiones que indican que Cruz circulaba en la ambulancia y que un hombre en estado de ebriedad se le cruzó de forma inesperada, y lo arrolló y murió horas después.

Lo extraño del caso es que el suceso ocurrió cinco meses atrás y hasta ahora la juez Único Local de San Isidro, Cheila Delgado Medrano, lo notificó para una audiencia e inmediatamente lo dejó detenido.

Por su parte, Nidia Herrera Gutiérrez, fiscal del sindicato de trabajadores del hospital, anunció que a la audiencia programada la representante del Ministerio Público no asistió.

La actitud de la representante del Ministerio Público agrava la situación y alarga el problema.
La dirigente sindical denunció que la familia del fallecido ha armado toda una telaraña para sacar dinero.

Preparan plantón

Los trabajadores del centro asistencial esteliano amenazaron con viajar a San Isidro y realizar un plantón frente a los juzgados y en el local de la Policía para protestar por lo que ellos consideran una arbitrariedad.