Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El petróleo terminó en neta alza este viernes en Nueva York, cerrando la semana cerca de los 135 dólares el barril, antes de la reunión de productores y consumidores en Arabia Saudita, en la que discutirán sobre las causas de la disparada de los precios del crudo.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en julio --último día de cotización--, terminó en alza de 2.69 dólares a 134.62 dólares. Los precios registraron una evolución semanal casi nula y muy volátil, luego de alcanzar un récord de 139.89 dólares el lunes.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto ganó 2.86 dólares, a 134.86 dólares, también a un nivel similar al del viernes pasado.

El domingo todos los actores del mercado petrolero --productores, consumidores y firmas petroleras-- se reúnen en Yeda para discutir sobre las razones por las cuales se han más que duplicado los precios del crudo en un año.

“Nadie espera finalmente grandes avances en esta reunión en Yeda”, según Mike Fitzpatrick, analista de MF Global. Mientras tanto, el riesgo de nuevos problemas para la producción mundial hicieron recuperar los precios del oro negro.

Según el cotidiano The New York Times, Israel habría realizado a comienzos del mes maniobras militares al parecer destinadas a preparar al Ejército para un eventual ataque contra las instalaciones nucleares iraníes.

Washington declaró continuar privilegiando la diplomacia con Teherán. Un importante dignatario religioso iraní respondió que la respuesta de Irán a un ataque israelí sería “terrible”.

“Los operadores están muy inquietos de que un conflicto entre los dos (países) se extienda a toda la región, y amenace la producción mundial de petróleo”, subrayó Fitzpatrick.