• |
  • |

Libre acceso para el azúcar entre ambas regiones y una estricta regla de origen, es lo que el sector azucarero de Centroamérica planteó a sus respectivos gobiernos, para que éstos lo pongan en la mesa de negociación del acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), informaron representantes de la industria.

Mario Amador, Director Ejecutivo del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), dijo que además del libre acceso para el azúcar, esta industria también demanda que se establezca la regla de origen que garantice que el azúcar que entre a un país centroamericano, venga de una de las naciones de Europa y no de sus colonias o ex colonias.

Asimismo, explicaron a los gobiernos centroamericanos que el acuerdo debe contener una cláusula de exportador neto, que permita a un país exportar azúcar hasta que su industria haya logrado abastecer su mercado local, tal como lo hace Nicaragua.

El país produce 11 millones de quintales de azúcar y consume cinco, quedando seis millones de quintales para exportar.
Dicha cláusula pretende evitar que algunos países europeos importen azúcar barata y luego reexporten, tal como hacen algunas naciones del Caribe, que compran a 10 dólares el azúcar en el mercado internacional y venden luego la de ellos a 20 dólares al mercado preferencial estadounidense.
Amador explicó que el problema que tienen los europeos es que producen azúcar a base de remolacha, que resulta más cara que la producida a base de caña de azúcar, además de que la mayoría de países de ese bloque no pueden abastecer su propia demanda.
Añadió que la UE protege a los países que han sido sus colonias y Centroamérica está firmando un Tratado de Libre Comercio con los europeos y no con sus colonias.
El director ejecutivo del CNPA mencionó además que los países centroamericanos no otorgan subsidio a sus productores, por lo cual, no se puede permitir que el subsidio que entregan los países europeos, se trasladen en los productos que exportan a Centroamérica.

“Es de lógica comercial y no estamos pidiendo protección sino justicia comercial que se debe aplicar”, expresó.
Amador señaló que lo que se busca es eliminar las trabas al comercio para que si son eficientes, puedan competir.
Consideró que la negociación con los europeos en lo referente a acceso a mercado va a ser un tema difícil, pero que cree que hay voluntad política para llegar a un acuerdo.

Dijo que en la UE algunos países miembros tienen un arancel de hasta 400 por ciento, que es una manera de proteger a una industria ineficiente.

Hay azúcar para exportar

El director ejecutivo del CNPA afirmó que a nivel centroamericano, la producción de azúcar es importante y como se trata de un acuerdo bilateral entre dos regiones; la UE y Centroamérica, entre los países del istmo tendrán que complementarse para exportar.
Aseguró que en el istmo existe actualmente un excedente de producción de unos 2 millones de toneladas de azúcar. Sólo Nicaragua tiene 250 mil toneladas de azúcar disponibles para cualquier mercado.

Adicionalmente, El Salvador tiene otras 200 mil toneladas y Guatemala como 1 millón y medio de toneladas de excedente, lo que no quiere decir que es suficiente para abastecer la totalidad del mercado europeo, pero sí una cantidad importante.
La producción de azúcar en la zafra 2007-2008, está estimada en 12 millones de quintales, una cantidad récord en la historia de la industria, según la CNPA.

Los 12 millones de quintales de la zafra de este año superarán los 11.4 millones de quintales logrados en el período anterior.