•  |
  •  |
  • END

Las exportaciones de productos lácteos mantendrán en el año 2008 el ritmo de crecimiento de años anteriores, impulsadas principalmente por la entrada a nuevos mercados como el de Venezuela, lo que significa un mayor volumen de ventas, informó la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac.

Según el Centro de Trámite de las Exportaciones, Cetrex, de enero a mayo de este año se exportaron más de 51 millones de dólares en productos lácteos, lo que significa un incremento del 40 por ciento con respecto al mismo período de 2007, cuando se habían vendido más de 36 millones de dólares.

Gloria Corrales, Directora Ejecutiva de Canislac, dijo que las exportaciones de leche UHT que las empresas Parmalat y Centrolac están realizando al mercado venezolano, impulsarán el crecimiento de las ventas al exterior este año.

Según los datos en poder de Canislac, hasta mayo de este año se habían vendido más de 368 mil dólares en leche UHT a Venezuela, sin dejar de exportar al resto de mercados en Centroamérica.

Los datos del Cetrex indican que en 2007 Nicaragua exportó en productos lácteos más de 96.3 millones de dólares, superando en un 54 por ciento las ventas del año anterior, que sumaron más de 43.4 millones de dólares.

“Consideramos que superaremos el ritmo de crecimiento del año pasado, según el nivel que llevamos en producción y exportaciones, además de que el sector se ha dinamizado con las ventas a Venezuela”, apuntó.

Corrales manifestó que el paro del transporte que se llevó a cabo en mayo de este año y que paralizó la distribución de leche a las plantas industriales, no se siente aún en los datos de exportación de la industria.

Señaló que quizá al final del año se refleje algo del impacto del paro, pero que como no estaba lloviendo en ese entonces, el daño no fue tan fuerte.

Problemas continúan
Pese al notable crecimiento que experimenta el sector lácteo, los productores continúan enfrentando los mismos problemas de siempre: la falta de inversiones que permitan aumentar considerablemente el acopio y la refrigeración, y las necesidades de infraestructura, que siguen sin resolverse.

Corrales dijo que los montos para las inversiones en el sector son altos y el financiamiento es caro, además que se suma a esto los problemas de los malos caminos de penetración y la falta de energía eléctrica, que evita que mucha leche entre en la cadena de frío.

Los datos de Canislac indican que el año pasado se registró una capacidad de acopio de 590 mil litros por día, pero este año esa cantidad se elevó a 800 mil litros por día. Sin embargo, los productores consideran que la cifra es mayor y que podría llegar a 1.2 millones de litros por día.

La organización está preparando un estudio a nivel nacional para determinar con exactitud las capacidades productivas con que cuenta el sector lácteo en toda la cadena productiva.

A los problemas de infraestructura se le suman los altos costos de operación, ya que los productores de lácteos no se libran del impacto que todo el sector productivo está enfrentando por el aumento constante en el precio internacional del petróleo.

FDA inspecciona
Inspectores de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, FDA, se encuentran en el país inspeccionando las plantas exportadoras de lácteos, informó Canislac.

Corrales dijo que la inspección corresponde a la renovación de certificaciones para empresas exportadoras o nuevas industrias que están en proceso de exportar a Estados Unidos.

Una de estas nuevas industrias que pretende exportar a Estados Unidos es la cooperativa Coproleche, que antes acopiaba para Parmalat y que hace un año decidieron exportar a El Salvador, donde enfrentaron un bloqueo de parte de las autoridades del vecino país.