Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

EU sigue perdiendo empleos
Washington / AFP
La economía estadounidense siguió perdiendo empleos en junio por sexto mes consecutivo, revelando la persistente debilidad de la coyuntura, pese a las medidas gubernamentales para reactivar la economía.

La pérdida de 62 mil empleos en junio, según cifras publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo, supera las expectativas de los economistas, quienes preveían la supresión de 60 mil plazas, pero el ritmo de pérdida de puestos de trabajo se mantuvo en la misma cifra desde mayo.

En el conjunto del semestre, la economía estadounidense perdió 438 mil empleos, o sea, 73 mil despidos por mes en promedio. El sector más afectado fue el de la construcción, golpeado de lleno por la crisis del crédito inmobiliario, con la pérdida de 43 mil empleos en junio y de 528 mil en total, después de haber alcanzado un pico en septiembre de 2006.

BCE sube las tasas a 4.25% para ahogar inflación
Francfort / AFP
El Banco Central Europeo (BCE) subió el jueves su principal tasa de interés de la Eurozona en un cuarto de punto a 4.25%, para combatir la inflación récord, pero su presidente, Jean-Claude Trichet, sostuvo que la institución no se embarcó en una serie de aumentos.

La tasa directriz pasó de 4% a 4.25%, su máximo nivel en siete años, y Trichet dijo en una conferencia de prensa que la política monetaria del BCE “contribuirá a lograr nuestro objetivo” de estabilizar los precios, una declaración que sugiere que no habrán nuevos aumentos inmediatos de los tipos.

“El Banco parece ahora estar esperando a ver qué pasa”, comentó Clemente De Lucia, economista del banco francés BNP Paribas. “Si los riesgos a la estabilidad de precios aumentan, estará listo para actuar”, añadió.

Fuera de la Eurozona, Dinamarca y Suecia aumentaron sus tasas en un cuarto de punto a 4.6% y 4.5% respectivamente el jueves, para intentar frenar los aumentos de precios sufridos por los consumidores de todo el mundo.

BCE advierte contra precios inflados del petróleo
Francfort / AFP
El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, estimó el jueves que los países consumidores deben aceptar la carestía del petróleo, pero dijo a los productores que los precios actuales son anormales y advirtió que podrían tener serias consecuencias.

“Tenemos una escasez creada artificialmente por los proveedores; es muy grave, y el impacto podría ser muy, muy grave”, afirmó Trichet en una conferencia de prensa, en momentos en que el barril de petróleo se cotiza a más de 145 dólares.

Aunque reconoció que una fuerte demanda ha contribuido a disparar los precios, añadió que “también decimos a los proveedores que parte de los precios actuales se deben al cartel” y “esto es muy, muy anormal”.

Pero también advirtió contra los subsidios de los combustibles, que impedirían “al consumidor final tomar en cuenta el precio de la energía tal cual es”.

Lula hablará sobre crisis de alimentos en cita del G8
Brasilia / AFP
El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, llevará la semana próxima a la Cumbre del G8 en Japón tres temas: la crisis alimentaria mundial, los biocombustibles y que los países industrializados asuman más responsabilidad por el cambio climático, informó el jueves el portavoz presidencial, Marcelo Baumbach.

El mensaje de Lula sobre la crisis alimentaria es que “debe ser resuelta buscando las verdaderas causas”, como especulación, aumento del consumo mundial y los precios del petróleo, dijo Baumbach.

Lula quiere convencer a los líderes de las grandes naciones industrializadas del G8 (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania, Japón, Italia y Canadá) de que la producción de los biocombustibles, que Brasil fabrica a gran escala, no está entre las causas de la crisis alimentaria.

Precisamente, Lula quiere presentar a los biocombustibles como una forma “barata y eficiente” para alcanzar los objetivos de lucha contra el cambio climático, según el portavoz.

Soja y maíz registran records esta semana
Chicago / AFP
Los precios de la soja y del maíz alcanzaron marcas récord esta semana en el mercado de Chicago, en momentos en que el clima en la región agrícola del Medio Oeste empieza a preocupar a los inversionistas.

El bushel de soja superó esta semana el nivel histórico de 16 dólares (16.49 dólares), mientras que el de maíz se acercó a los 8 dólares (7.6775 dólares).

“Los temores por las malas condiciones del clima sobre las cosechas, así como la disparada de los precios del petróleo, llevaron a los inversionistas a comprar”, según Vic Lespinasse, analista del sitio de información financiera Grainanalyst.com
Este jueves, hacia las 16H15 GMT, el contrato de granos de soja para entrega en agosto valía 16.45 dólares el bushel contra 15.80 dólares al cierre del viernes anterior, cerrando en 16.49 dólares, en alza de 4.36% en la semana.