•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AP

La Unión Europea ha decidido ignorar a los críticos que la acusan de ayudar a aumentar los precios de los alimentos a través de un ambicioso programa de uso de biocombustibles, dijeron funcionarios el viernes.

La Comisión Europea ha decidido mantener su propuesta de que los biocombustibles satisfagan al menos en un 10% las necesidades energéticas del sector de transportes para el 2020, pues los objetivos voluntarios han fracasado, dijo el vocero de la UE Michael Mann.

''Si usted carece de objetivos, no hace progresos'' en la lucha contra el cambio climático, explicó Mann.

La Comisión Europea ha dicho que el aumento en el precio de los alimentos es resultado de una mayor demanda de productos como la leche y la carne, especialmente por parte de China y la India, así como el mal tiempo en diferentes partes del mundo en el 2006 y especulaciones con granos y otras cosechas.

En el curso de una conferencia en Bruselas, el jueves, funcionarios de grupos de asistencia y expertos en alimentos pidieron a Europa y a Estados Unidos reconsiderar su política en materia de biocombustibles.

Joachim von Braun, presidente del Instituto Internacional de Investigaciones sobre Política Alimenticia, dijo que Europa y Estados Unidos debían ''corregir errores políticos'' causados por la decisión de aumentar la producción de biocombustibles sin realizar investigaciones adecuadas sobre los efectos que eso tendría en los abastecimientos.

El grupo de estudios Bruegel, con sede en Bruselas, dijo el viernes en un informe que los biocombustibles no contribuyen a asegurar la energía, no logran la reducción de emisiones de gases industriales a bajo costo, y además, causan el aumento del precio de los alimentos a nivel mundial.

Pero Mann desechó esas aseveraciones y dijo que la UE avanzará con sus planes de expandir el sector.

Según Mann, existen ''buenas evidencias'' de que la producción de biocombustibles no aumenta ''de manera significativa'' los precios de la comida en Europa pues no se usan cultivos destinados a alimentos.