•  |
  •  |
  • END

El precio internacional del café aparentemente tiene un buen horizonte en el mercado internacional, al punto que en la Bolsa de Nueva York se está cotizando el quintal del grano en un rango entre 150 y hasta casi 159 dólares, dejando bien atrás los valores en que se vendía hace unos dos años. Sin embargo, el costo de los insumos para la agricultura también está incrementándose fuertemente.

De acuerdo con cifras del mercado internacional, el valor del quintal de café cifraba hace unos dos años en unos 100 dólares como promedio, pero a inicios de año ese precio comenzó a escalar más allá de los 120 dólares, y en el último mes se elevó hasta pasar los 150 dólares por cada 100 libras.

Ligadas, directa o indirectamente a la actividad del café, unas 25 millones de personas que viven en los trópicos de todo el mundo sobreviven con el cultivo, recolección, beneficiado, tostado y comercialización interna o externa de este aromático grano, que es el segundo producto más comercializado del mercado mundial, después del petróleo.

De acuerdo a cifras del mercado de Nueva York, el horizonte del precio del café continuará aumentando. Por ejemplo, para entrega a lo largo del mes de julio los precios se moverán entre 151.15 dólares por quintal hasta 152.90.

Para la posición del mes de septiembre, los precios estimados del quintal serán de 153.20 dólares a 155.80, en tanto que en diciembre estarán de 156.95 a 159.30 dólares por quintal.

De acuerdo al dirigente de la Unión Nicaragüense de Caficultores, Amílcar Navarro, el precio del café en este año subió aproximadamente un 30 por ciento, pero los insumos se elevaron en más de 100 y 150 por ciento, lo que ha impedido que los productores logren aprovechar los altos precios del grano en el mercado internacional.

Rentabilidad se escapa
Navarro señaló que pese a que se supondría una buena rentabilidad para los productores, ésta se está escapando por los costos de producción, entre ellos los precios de los agroquímicos, como el caso de la urea, elemento cuyo costos se elevó en el último año de poco más de 300 córdobas hasta 800 el quintal.

Igual ha ocurrido con el quintal de completo y con los funguicidas que se usan en la caficultora, al tiempo que el transporte se ha elevado sensiblemente, lo que ha llevado a que “los cafetaleros no hayamos podido aprovechar la bondad de los precios internacionales en el rubro del café”.

El dirigente cafetalero señaló que “a este asunto hay que meterle mano, de alguna manera el gobierno debe facilitar que los gremios puedan importar los insumos que se usan en la producción cafetalera y lograr importar a precios más bajos que los que venden las empresas comercializadoras de agroquímicos.

Para Navarro los márgenes más altos se los están quedando las casas comerciales, y en ese sentido afirmó que hay que reducir los costos a lo largo de toda la cadena, desde la producción hasta la comercialización, además que buscar cómo bajar de alguna manera los costos petroleros.

De acuerdo al productor, se han planteado alternativas en el seno del Concejo Nacional del Café para producir de una manera más científica, para utilizar sólo lo necesario en agroquímicos para producir, y que no se le eche a la tierra urea o completo en forma innecesaria, cuando quizás no se necesite mucho.

En ese sentido dijo que la Unión Nicaragüense de Cafetaleros tiene un laboratorio de suelos que puede determinar lo que realmente necesita de agroquímicos un campo de cultivo, por lo que algunos productores han logrado ahorrarse algunos miles de dólares y le estaríamos haciendo un bien a la tierra, al no aplicar tantos químicos innecesarios en las plantaciones.