Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

TOYAKO, Japón, (AFP) - Ocho de los líderes más poderosos del mundo reclamaron el martes esfuerzos para enfriar los precios récord del petróleo, tras advertir que el alza imparable del costo del combustible y los alimentos plantea un “serio desafío” al crecimiento económico mundial.

El G8, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia, dijo que estaba dispuesto a adoptar medidas para proteger el crecimiento mundial de los elevados costos de la energía, pero no anunció ninguna medida concreta en el segundo día de su Cumbre en Japón.

Los precios récord del petróleo y los alimentos suponen un “serio desafío a la estabilidad del crecimiento mundial” y “aumentan la presión inflacionista en el mundo”, concluyeron los líderes del Grupo de los Ocho (G8), reunidos de lunes a miércoles en Toyako, en las montañas del norte nipón.

Los líderes dijeron que tomarán “las medidas apropiadas (...) de manera individual y colectiva, para asegurar el crecimiento y la estabilidad en nuestras economías y a nivel mundial”.

Los crecientes precios de los alimentos empujarán a unas 100 millones de personas por debajo del umbral de pobreza, estima el Banco Mundial, y han desatado protestas, algunas violentas, en parte del mundo en desarrollo.

El G8 estimó asimismo que es “imperativo eliminar las restricciones a la exportación”, que perjudican las compras humanitarias de comida.

Varios países en desarrollo han restringido las exportaciones de alimentos para asegurar la subsistencia de sus propias poblaciones.

“También llamamos a los países con suficientes reservas de alimentos a liberarlas como parte de su superávit para países que lo necesitan, en tiempos de precios significativamente elevados y de una manera que no distorsione el comercio”, añadieron.

Japón ya ha liberado parte de sus stocks de reservas a países que sufren de escasez del grano.

En momentos en que el barril de crudo se cotiza a unos 142 dólares, más del doble que hace un año, el G8 llamó a los países productores de petróleo a “aumentar a corto plazo” la capacidad de producción y refinación, así como a invertir más en la exploración, la producción y la refinación a mediano plazo.

El precio del petróleo alcanzó un récord histórico a más de 146 dólares el barril la semana pasada.

Los líderes de Brasil, México, China, India y Sudáfrica, nucleados en el G5, se reunieron el martes en Sapporo, a 150 km. de Toyako, y pidieron a sus colegas del G8 --con quienes se reunirán el miércoles para debatir la lucha contra el cambio climático-- intervenir para frenar la crisis alimentaria.

“Es necesaria la intervención de la comunidad internacional para desarrollar con urgencia mecanismos útiles para hacer frente al alza de los precios”, apuntó el presidente de México, Felipe Calderón.

Los expertos culpan de la disparada a varios factores, entre ellos los crecientes precios del petróleo, una mayor producción de biocombustibles, una mejor alimentación en los países emergentes y la inversión masiva en los mercados de materias primas en momentos de inestabilidad en las Bolsas.


Info: Reservas petróleo