Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

NUEVA YORK / AFP
Los precios del crudo continuaron replegándose este miércoles en Nueva York, terminando bajo los 125 dólares el barril, luego de que el informe semanal del departamento de Energía (DoE) confirmara los temores del mercado de un descenso de la demanda en Estados Unidos.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en septiembre cayó 3.98 dólares en relación con su cierre del martes, terminado en 124.44 dólares.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre abandonó 4.26 dólares, terminando en 125.24 dólares.

“El cielo se despejó para el mercado petrolero, y no hablo solamente del huracán Dolly, sino también de la situación macroeconómica”, resumió Phil Flynn, de Alaron Trading.

Cuando el mercado especulaba sobre el impacto de la desaceleración económica sobre el consumo de crudo, el informe del DoE mostró nuevas señales de agotamiento de la demanda. Ciertamente, según el DoE, las reservas de crudo estadounidenses bajaron 1.6 millones de barriles la semana pasada, más que lo previsto.

Pero al mismo tiempo, los stocks de gasolina, particularmente seguidos durante la temporada estival de largos viajes en automóvil, aumentaron en 2.9 millones de barriles, un incremento netamente mayor que el esperado por los analistas, de solamente 200,000 barriles.

El consumo de gasolina descendió 2.4% en relación con el año pasado. “Sin sorpresas, se ve el impacto del descenso de la demanda” como consecuencia de los elevados precios de la gasolina en las estaciones de servicio, explicó Antoine Halff, de Newedge Group.

En lo que se refiere a la oferta, los temores alimentados por el paso del huracán Dolly por el golfo de México, que concentra la cuarta parte de las instalaciones petroleras estadounidenses, se apaciguaron luego de que el ciclón se orientara hacia el oeste, alejándose de las plataformas marítimas.