• Ginebra, Suiza |
  • |
  • |
  • AFP

La representante de Comercio de Estados Unidos, Susan Schwab, lamentó el domingo que "un puñado de países emergentes" comprometan el "delicado equilibrio" que en los últimos días había permitido avanzar en la Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"El viernes se abría para un desenlace exitoso; no era perfecto, pero era delicadamente equilibrado y contaba con un fuerte respaldo", dijo Schwab tras una reunión de ministros de unos 35 países que desde el lunes pasado tratan de destrabar las negociaciones de la OMC.

"Desafortunadamente, un puñado de mercados emergentes decidieron replantear las cosas en tal o cual tema. ¿Y saben qué? En un equilibrio tan delicado, cuando se tira de un hilo, se deshace todo", comentó.

"Pienso que la perspectiva es preocupante", advirtió Schwab.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, presentó el viernes propuestas para salvar la Ronda de Doha de apertura de los mercados, lanzada en 2001 pero trabada desde hace años por divergencias entre los exportadores agrícolas del Sur y los exportadores de productos industriales del Norte.

En la reunión del domingo, un grupo de unos 80 países en desarrollo, liderados por India, pidió medidas de protección de sus mercados agrícolas.

Esas medidas son rechazadas por otros países en desarrollo como Paraguay y Uruguay, cuyas economías tienen una fuerte dependencia de sus sus exportaciones agrícolas, así como por países desarrollados como Australia y Estados Unidos.