Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

GINEBRA / AFP

Los países ricos están alentados por las discusiones sobre el sector de los servicios que este sábado se llevaron a cabo en Ginebra, en el marco de la reunión ministerial de la OMC sobre la apertura de los mercados mundiales.

“Que sea por el lado de los países desarrollados o en desarrollo, la discusión sobre servicios; la primera realmente que han tenido los ministros, constituye un paso adelante”, dijo la representante de Comercio de Estados Unidos, Susan Schwab.

La conferencia fue organizada por el director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy, para que los 153 países miembros de la entidad “señalen” su disposición a abrir sectores como telecomunicaciones, finanzas, transportes, obras públicas o turismo.

“Estoy alentado por ciertas señales recibidas”, en especial por parte de China e India, dijo el comisario de Comercio de la Unión Europea (UE), Peter Mandelson.

Los países ricos, a los que los países del Sur reclaman abrir sus mercados agrícolas en el marco de la Ronda de Doha, piden en contrapartida que los países emergentes hagan otro en las áreas de industria y servicios. “A todos nos hubiera gustado que se pusieran más cosas en la mesa, pero así sin las negociaciones”, dijo Schwab.

India, que se mostró reacia a hacer concesiones en lo referente a la apertura de sus mercados agrícolas e industriales, esperaba el sábado las propuestas para facilitar la contratación temporaria de sus miles de ingenieros informáticos en los países desarrollados.


Propuesta de
aumentar visados
Según una fuente diplomática, Mandelson ofreció extender un mínimo de 80 mil visados para eventuales extranjeros en Europa. Schwab propuso por su lado autorizar la contratación de extranjeros en un número mayor de sectores.

En contrapartida, Washington pidió la supresión de los límites de participación de capital extranjero en empresas nacionales. Brasil, México, Pakistán, Canadá, Tailandia y Malasia se dijeron dispuestos a entablar discusiones.

India manifestó que podría abrir a inversores extranjeros el 51% del capital en algunos servicios financieros, y aumentar esa participación del 49% al 74% en el sector del correo rápido.

Brasil indicó que podría abrir sectores como el de las reaseguradoras y de los servicios que se basan en las telecomunicaciones.

Otros países como Turquía, Marruecos, Corea del Sur, Filipinas e Indonesia, mencionaron la posibilidad de abrir el sector de la distribución.