•  |
  •  |

El acuerdo ministerial  que emitió el  Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, mediante el cual modificó la Ley Creadora de la Corporación de Empresas Regionales de la Construcción, Coerco, ya fue derogado, debido a presiones de los  empresarios y de “algunos” organismos internacionales que estaban preocupados de que el Estado absorbiera todas las obras y que el sector privado no las tuviera.

Así lo indicó el asesor económico del presidente Daniel Ortega, Bayardo Arce. “El decreto que sacó el MTI, reorganizando las empresas del Estado,  fue derogado por el propio titular del MTI (Pablo Martínez), y ya fue enviado a la Presidencia (de la República) para su oficialización”, aseguró.

Según Arce, el decreto tenía su lógica, ya que para el gobierno es un “gran problema” cuando hay emergencias de reparaciones de puentes y de carreteras.

“Este decreto era para no tener que recurrir a la Ley de Contrataciones del Estado, porque en estos casos lo que le interesa a la población es que se le resuelva el problema, y la lógica era activar todas las empresas del Estado, la idea era que estuvieran bien dotadas de maquinarias”, justificó.

Pero  el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, lo rechazó, aduciendo el esfuerzo que han realizado los empresarios por contar con licitaciones claras y transparentes en todos los procesos relacionados con el Estado.

Arce manifestó que ahora buscarán “otros” mecanismos en conjunto con la Cámara Nicaragüense de la Construcción, CNC,  para hacerles frente a los problemas de infraestructura del país, sobre todo, en época de emergencias.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, expuso que la derogación “es una excelente noticia”. Eso “porque nosotros ya habíamos introducido un par de recursos en contra del decreto del MTI, porque este estaba poniendo en riesgo a las empresas constructoras locales”, puntualizó.