•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur, se mostró en completo desacuerdo con la decisión anunciada por el gobierno de rechazar la solicitud de elevar el techo de las viviendas de interés social a 26 mil dólares.

“Nosotros estamos sorprendidos y confundidos por la decisión del gobierno de retirar la solicitud de elevar el techo de la vivienda de interés social, medida que desde un inicio fue anunciada positivamente por el mismo ejecutivo”, indicó Alberto Atha, presidente de Cadur.

La semana pasada el asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, anunció que el presidente Daniel Ortega, decidió no oficializar el decreto del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, que elevaría a 26 mil dólares el techo de las casas con derecho a subsidio público.

“La decisión del presidente Ortega, después de examinar los subsidios que se han dado es que la tendencia de los desarrolladores y los bancos, ha sido la de priorizar la promoción de las viviendas más caras de interés social, entonces queremos que prioricen las más baratas”, manifestó Arce.