•  |
  •  |

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, Cadur, se mostró ayer en desacuerdo con la decisión anunciada por el gobierno de rechazar la solicitud de elevar el techo de las viviendas de interés social a 26 mil dólares, y solicitó a lo inmediato una reunión con el Ejecutivo y  autoridades del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, para abordar el tema.

“Nosotros estamos sorprendidos y confundidos por la decisión del gobierno,  de retirar la  medida que desde un inicio fue anunciada positivamente por el mismo gobierno,  ya que lo único que faltaba era su oficialización”, reiteró el presidente de Cadur, Alberto Atha.

La semana pasada el asesor económico del Presidente Daniel Ortega, Bayardo Arce, informó que  el mandatario había optado por no oficializar el decreto descrito, aduciendo  que luego de examinar los subsidios observaron “que la tendencia  de los desarrolladores y los bancos ha sido la de priorizar la promoción de las viviendas más caras de interés social”; entonces, “queremos que prioricen las más baratas”, insistió Arce.

Piden apoyo a la Banca

Al respecto,  Atha dijo que ya solicitaron  al gobierno encontrar nuevas alternativas para asegurar el fortalecimiento e incremento en la colocación de las viviendas en mención, ya que no es posible edificar casas con valores menores a los 15 mil dólares, sino se cuenta con el aporte gubernamental.  

Expuso que la única manera de poder construir viviendas más baratas, es con una alianza entre el gobierno y la empresa privada,  que permita garantizar que toda la infraestructura  sea asumida por las instituciones que les corresponde.

“La infraestructura eléctrica, por ejemplo, que sea asumida por gas natural que es quien cobra por ese servicio, el agua potable y drenaje sanitario que sea asumido por Enacal, que es quien cobra por ese servicio”, ejemplificó.

Los urbanizadores señalaron que además del gobierno, el Sistema Financiero tiene que poner de su parte para convertir en sujetos de créditos a familias que ganan menos de 10 mil córdobas al mes,  o sea 440 dólares.

“De nada sirve construir casas de 10 mil y 15 mil dólares, si no existe una institución financiera que garantice el crédito a esas familias”, puntualizó el empresario.


Tendencia
3,200 viviendas de  interés social logró vender Cadur en el 2010, mientras en el primer semestre de 2011 ha colocado 2,100 casas.

Fuente: Cadur