•  |
  •  |

Como una “Ley estúpida” catalogó la nueva Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público, Ley 737, el Presidente de la Contraloría General de la República, CGR, y colegiado con período vencido Guillermo Argüello Poessy.
"Esta es una Ley estúpida, es peor que la anterior porque es más complicada, es una ley que en vez de solucionar las contrataciones las hace mucho más complicadas", indicó Argüello.
Argüello reaccionó de esta manera a la publicación de ayer de EL NUEVO DIARIO,  en donde la representante del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, en Nicaragua Mirna Liévano, señaló que muchas instituciones del Estado aun no se han adaptado a la nueva Ley, la cual consideró como uno de los mayores logros de 2010.
Sin embargo, la representante del BID aseguró que las compras de las instituciones estatales se tienen que hacer de acuerdo con las mejores prácticas que están plasmadas en la Ley de Contrataciones.
El colegiado recordó que con la nueva Ley hasta para comprar una batería de carro tiene que subirla al portal del Ministerio de Hacienda y eso le abre el camino a las instituciones para que la obvien.
"La nueva Ley de contrataciones es mucho más difícil de cumplir", indicó el contralor.

CGR no hace exclusiones de procedimientos

El presidente de la Contraloría explicó que la nueva Ley de Contrataciones del Estado no les permite -desde el mes de febrero que entró en vigencia- participar en las exclusiones de procedimientos.
"La CGR no participa para nada en exclusiones de procedimientos porque la nueva Ley no da exclusiones de procedimientos a la institución, ni las estamos haciendo, ni las deseamos hacer porque nosotros fuimos los primeros en gestionar ante la Asamblea Nacional, para que nos quitaran esa atribución porque es de control previo y nuestro control es posterior", indicó.