•  |
  •  |

A finales de 2012 el 85% de los nicaragüenses tendrán acceso a los servicios de energía eléctrica, esa es la previsión de la representante del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, en Nicaragua, Mirna Liévano.

En la actualidad, el país tiene una de las coberturas más bajas de servicios de electricidad en la región centroamericana con un 60% de electrificación total.

“Hace cinco años el principal problema de Nicaragua era (precisamente) la energía y el gobierno pidió al BID apoyo a través de financiamiento y desde ese entonces, la mitad de los préstamos aprobados se destinan al sector energético”, recordó a EL NUEVO DIARIO la representante del organismo.

Detalló que hoy día  entre los préstamos más importantes que otorga el banco a Nicaragua, sobresale el destinado al Programa Nacional de Electrificación Sostenible y para la Energía Renovable, Pneser.

“A través de ese programa, durante tres años consecutivos, hemos estado brindando préstamos para el sector eléctrico y hemos conseguido un total de nueve cofinanciadores con un volumen de 400 millones de dólares con el cual pretendemos que al final del 2012 el 85% de los nicaragüenses tengan acceso a la electrificación”, recalcó.  

Con el Pneser, el país estaría ampliando todas las redes de transmisión para captar a todas las generadoras privadas.

“Este será un cambio notable en el país porque además de la ampliación de las redes de transmisión se están realizando estudios de factibilidad y la remodelación de la planta Centroamérica y Santa Bárbara”, subrayó.

También “estamos trabajando en la repotenciación de algunas fuentes térmicas, enlazando toda le generación térmica privada, la generación hidroeléctrica privada y la interconexión eléctrica centroamericana”, añadió.