•  |
  •  |

Las organizaciones civiles, una vez más  están solicitando al gobierno que en el Presupuesto General de la República 2012, se destinen más recursos a educación y salud y no se priorice el pago de la deuda interna pública.

“En el análisis del Presupuesto 2012 vemos que la mayor parte de los recursos se están destinando al pago de la deuda interna y esto le resta posibilidades de crecimiento al gasto real”, manifestó el investigador de presupuesto público del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, Adelmo Sandino.

A juicio del investigador, el Ejecutivo  debe de revisar esa política y si es posible realizar una renegociación de la deuda o bien ampliar los plazos con los cuales emite los bonos del tesoro.
“El pago de la deuda representa el 7% del gasto total, es decir que de cada 100 córdobas del Presupuesto, siete se destinan al pago de esa deuda”, precisó Sandino.  

En ese sentido, el economista Adolfo Acevedo coincide con el planteamiento del Ieepp. “Gran parte de la recaudación que se va a producir se va a destinar a pagar deuda pública, pero sobre todo deuda pública interna por encima de los vencimientos”, explicó Acevedo.

Lejos de mejoras
El pago de la deuda pública incluye los Bonos de Pago de Indemnizaciones, BPI, y el pago de la nueva deuda emitida desde el 2008 a la fecha.

El investigador del Ieepp apuntó que en el proyecto de presupuesto de 2012 el gobierno estima una matrícula escolar de 921 mil niños frente a 835 mil 215 en 2011. “Eso no es suficiente para cumplir con las metas del milenio”, recordó.

Expuso que es imposible que se logre alcanzar esas metas si el gobierno no realiza “fuertes” inversiones en educación.

“Solo para ilustrar un poco: el 41% de las aulas a nivel nacional tienen alguna deficiencia y necesitan ser reparadas o rehabilitadas y estas son necesidades que no vemos que el gobierno esté tratando de atender cuando analizamos el gasto”,  planteó.