•  |
  •  |

El fin de semana pasado, dos grupos empresariales extranjeros recorrieron Managua en medio del proceso electoral. Uno, de origen peruano, lo hizo con el interés de establecer un negocio de alimentos y el otro, de Canadá, con la idea de instalar un hotel para el turismo vacacional.

Las inversiones, si se materializan, sumarán en total  entre 30 millones y 40 millones de dólares, según precisa el director ejecutivo de la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua, ProNicaragua,  Javier Chamorro.

El funcionario agrega que “están entusiasmados” con ambas visitas “ya que los inversionistas comprobaron  que hay tranquilidad en el país”.

El proceso electoral “se desarrolló con calma y con seguridad. Fue un proceso ejemplar. Ellos vieron eso”, sostiene adelantando que la decisión de inversión de las empresas descritas podría materializarse en el 2012.

“La inversión está creciendo y seguirá creciendo”, recalca Chamorro. En ese contexto, detalla que la IED cerrará los  cinco años del actual gobierno, con un acumulado de 3,000 millones de dólares, frente a los 1,250 millones de dólares que se cuantificaron, según rememora, en los cinco años del gobierno del expresidente liberal Enrique Bolaños.

Meta: US$5,000 millones
Es decir, que el indicador con el gobierno actual mostrará un  crecimiento de 140%.
Para el próximo quinquenio, en tanto, Chamorro calcula que estarían totalizando los 5,000 millones de dólares.

“Estamos hablando de una cifra muy significativa para el país. Eso claro, lo vamos a lograr con el compromiso de todos: del gobierno, del sector privado, de los trabajadores, de todos para que continúen viniendo las inversiones”, valora remarcando que la meta  inmediata  es cerrar el 2011 con  1,000 millones de dólares en términos de IED. Eso con el empuje de proyectos energéticos como el de Tumarin y la refinería.  

El economista y experto fiscal René Vallecillo, sin embargo, recuerda que  el Gobierno requerirá de legitimidad.

“Con legitimidad hay más cooperación y más inversión, porque hay reglas claras. Creo que eso será necesario para generar confianza (en el exterior)”, apunta.   

Mientras el economista y experto en temas de Desarrollo Cirilo Otero,  considera además que para mantener los indicadores en crecimiento, como la inversión extranjera, el gobierno deberá ser comunicativo.     

“En los últimos cinco años hemos tenido un gobierno monólogo, que habla para sí mismo,  que todo lo centraliza, que no informa debidamente. Espero que esto cambie, especialmente en el próximo quinquenio, sino tendremos más de lo mismo”, advierte.

El vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, Mario Amador, por su parte, plantea  que mientras se mantenga “la buena relación y coordinación” entre los actores económicos y el gobierno,  cualquier meta será posible.

Javier Chamorro:

"Nicaragua es un país seguro, eso quedó demostrado en las elecciones, y eso de hecho estimulará más las inversiones, que no se han ido y se mantienen con buenas perspectivas".