•  |
  •  |

El petróleo de Texas, que es el de referencia para la región, subió ayer  1.23% y cerró en 98.99 dólares por barril, su nivel más alto en más de tres meses. Entre tanto el venezolano, que es el que compra Nicaragua, aumentó 2.9 dólares por barril y se comercializó a 109.40 dólares.

La semana pasada el barril del crudo venezolano se cotizó a 106.50 dólares, según cifras del Ministerio de Energía y Petróleo de Venezuela. Este repunte podría elevar los costos de la generación energética en Nicaragua, que depende en un 80% de plantas que consumen derivados del petróleo.

De acuerdo con agencias de noticias internacionales el producto subió tras conocerse el nombramiento del nuevo primer ministro en Grecia y tras la bajada de las reservas de crudo en Estados Unidos.

A lo que se sumó el hecho de que el Senado de Italia aprobara el plan de ajuste en ese país. Lo que derivó en un panorama más positivo sobre la situación financiera a nivel mundial.

Para el economista René Vallecillo, la nueva alza sin embargo significa una presión inflacionaria de costos.

“Aquí (en Nicaragua) vamos a ver un alza en la energía y el transporte que son servicios transversales y por consiguiente un incremento en todos los sectores económicos”, alertó el experto.

Se suma el “exceso” de circulante
El economista Cirilo Otero coincidió con Vallecillo. Otero afirmó que subirán de precios todos los productos de la Canasta Básica y por ende el índice de inflación podría llegar al 10%.

El especialista en asuntos económicos, Sergio Santamaría también la calcula en dos dígitos, precisamente por el aumento en el precio del barril del crudo. Aunque la estimación oficial al término del año, oscila entre 9.5 y 9.6%.

Vallecillo recordó, por otra parte, que entre noviembre y diciembre circula más dinero por el aguinaldo, las cosechas y el bono productivo.

“Eso trae más demanda. La parte más positiva es que los fondos del Alba aumentaran y el gobierno tendrá mayores recursos para obras sociales”, agregó Vallecillo.

No obstante, Otero consideró que la presión inflacionaria se sentirá más entre enero y febrero del próximo año. De cualquier manera, concordaron en que  hay que mantenerse atentos.

"La alza será muy sentida por la mayoría de los nicaragüenses… además, habrá más dinero circulando entre noviembre y diciembre y eso por lo general también  generará inflación (habrá más demanda y menos oferta y eso sube los precios)"

Importación

900 millones de dólares será la factura del país en el 2011, en concepto de compra externa de petróleo.

12 millones de barriles, por año,  importa Nicaragua desde Venezuela.

3 millones de barriles, de ese total, son de combustible búnker.

Fuente: Gobierno.