•  |
  •  |

La cajilla de huevo nacional sigue comercializándose entre 85 y 90 córdobas en la mayoría de los mercados capitalinos, razón por la cual ya registra un bajón en sus ventas diarias de hasta el 50%, según los comerciantes del producto.

Mientras la Cooperativa de Consumo Solidario adelanta que el huevo hondureño llegará a los mercados en lo que resta de la semana.

En un recorrido realizado por EL NUEVO DIARIO se corroboró que en los mercados como el Iván Montenegro y el Oriental la demanda de huevo nacional continúa disminuyendo por el alto costo.

Según Jorge Avellán, mercader del Oriental, actualmente vende 20 cajillas al día contrario a quince días atrás  cuando vendía 40 cajillas. “Estamos invirtiendo más con la cajilla más cara y ganando lo mismo que cuando estaba a 70 córdobas, o sea ganamos tres córdobas por cajilla”, expone.

Agrega que mantienen el producto para mantener la clientela. “Si la gente no encuentra huevo, no compran el resto de productos que lleva en la lista de su comida del día. Aunque compren poquito huevo”, aclara.

Producto hondureño en camino
El comerciante Mario Morales, del Iván Montenegro, añade que solo ganan  cuando venden al por mayor.

“Por lo general las personas que tienen pulperías compran de dos a tres cajillas para revenderlas con una ganancia de  15 a 18 córdobas, y a nosotros si vendemos 50 cajillas nos pueden quedar hasta 150 córdobas en utilidades”,  ejemplifica.

El presidente de la Cooperativa de Consumo Solidario, Juan Caldera,  apunta que para hoy se espera que una comisión negociadora de Nicaragua regrese de Honduras con la fecha precisa en que ingresarán al país las 576 mil cajillas de huevos hondureño que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, les autorizó importar.

De acuerdo con Caldera, la negociación con los hondureños se ha centrado en el precio de tal manera que les permita colocar este producto en el mercado nacional en 75 córdobas por cajilla.

Sin embargo, desde ya el huevo hondureño está siendo rechazado por algunos comerciantes de varios mercados, quienes aseguran es de mala calidad en comparación al huevo local.

 “Ese huevo viene morado por dentro”, argumenta Mariana Galo, comerciante del mercado Roberto Huembes. “El huevo nacional —añade— es más fresco y los clientes lo prefieren llevar porque dicen que es mejor”.

Al respecto Caldera menciona que la desconfianza de los comerciantes con ese producto se debe al “desconocimiento” que tienen ya que lo mismo ocurrió con el pollo americano “y a la hora llegada este prácticamente voló”, puntualiza.