•  |
  •  |

El crudo de Texas cerró ayer  en 102.59 dólares por barril, por primera vez por encima de los 100 dólares en cinco meses, tras conocerse que la producción industrial de Estados Unidos, EU, el mayor consumidor energético del mundo junto a China, creció más de lo esperado en octubre.

Mientras tanto, economistas locales han reiterado en la semana, que de mantenerse la tendencia alcista del producto  el país terminará el año con una inflación, es decir  con un alza generalizada en bienes y servicios,  del  10%.   La estimación oficial, de momento, oscila entre el  9.5 y 9.6%.

El llamado “oro negro”, que había iniciado la sesión con leves descensos, experimentó ayer un sólido ascenso por el aumento del 0.7 % de la producción industrial de EU en octubre, impulsado por el aumento de la demanda de vehículos y productos electrónicos, y de la exploración minera y gasífera.

Esa subida anunciada por la Reserva Federal, la mayor desde julio pasado, superó las expectativas de los analistas quienes esperaban un incremento del 0.4 %, y presionó al alza la cotización del petróleo  de Texas ante los pronósticos de que aumente la demanda de crudo en ese país.

Paralelamente,  se conoció que las reservas de petróleo en EU bajaron en 1.1 millones de barriles pues  se ubicaron en 337 millones de barriles la semana pasada, un 5.8% menos  en relación a las registradas  hace un año, según anunció el Departamento de Energía.

El economista Cirilo Otero ha dicho que a como va la tendencia,  no sería sorprendente que superara los 120 dólares por barril.   “Hay que estar atentos porque esto conllevará a más alzas en alimentos, energía, etc. Estimo  una inflación,  a como van las cosas,  de dos dígitos: del 10%”, ha advertido.  

El experto en asuntos económicos, Sergio Santamaría,  tiene el mismo pronóstico de manera que la recomendación es la de  mantener medidas ahorrativas en el hogar.