•  |
  •  |

Aunque el panorama financiero en Estados Unidos y Europa pinta con nubarrones, las zonas francas en Nicaragua siguen creciendo sin contratiempos, especialmente en términos de empleos y exportaciones.

El delegado presidencial  para las Inversiones, Álvaro Baltodano,  explica que  a la fecha registran  una generación de  96 mil puestos de trabajos directos, de los cuales  cerca de 60 mil se concentran en la rama textil y de confección. En el 2010, el sector en general  cuantificó 90 mil.

“Creemos que al finalizar el 2011   vamos a cerrar con los 97 mil  empleos como se ha estimado.  Además, proyectamos que comenzaríamos el 2012 con  nuevas inversiones que oscilarán entre  los 100 y 120 millones de dólares, y eso implicará más empleos directos”, adelanta.

En relación a las exportaciones o ventas externas de la industria, agrega que el crecimiento  oscila entre el 35 y 37% a nivel general; de manera, que al cierre de año lo auguran en un 40%, lo que significará  un monto cercano a los   2,000 millones de dólares.

“Es una tendencia  muy positiva, en esto tiene que ver la competitividad  y el buen clima que hay en Nicaragua para la inversión.  Tenemos una ventanilla única eficiente para resolver los problemas y  un acuerdo tripartito laboral que ha conllevado a  estabilidad  y  a más productividad”, argumenta.

Textil y confección con US$1,007 millones
A lo anterior añade “la  cercanía con los mercados y la seguridad” del país, razones por las cuales no ve crisis.   El  Director Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense  de la Industria Textil y de Confección, Anitec, Dean García,  también es optimista con la evolución de zonas francas.

Indica que hasta el momento la parte  textil y de confección reporta  un valor acumulado de 1,007.4 millones de dólares en exportaciones, frente a los 733.7 millones de dólares contabilizados en el mismo período de 2010.
Lo anterior representa un crecimiento en esas  ventas externas   del 37.3%.  Así que “no hay crisis, a menos que la situación política y económica interna cambie, pero vuelvo a enfatizar: no auguramos  ninguna crisis (económica) hasta el momento”, recalca.

Apunta  que en el empuje descrito está induciendo el aumento de la demanda. Afirma por ejemplo que empresas como Walmart, Under Armour, Levis, entre otras, han aumentado los órdenes de compra.

También hay buenos precios.   “Pero hablamos de una recuperación de los precios históricos, que después de la crisis se habían reducido
en un 10% en promedio, y hoy ese porcentaje es el que hemos recuperado”, puntualiza.