•  |
  •  |

Los precios de los dulces para la celebración de La Purísima se incrementaron en un 50% este año, en comparación con el año pasado, según comerciantes que aún esperan triplicar sus ventas en estos días.

Los dueños de comercios de dulces en el Huembes se las han ingeniado para ganarse la simpatía de sus clientes. Unos han hecho paquetes económicos de cajetas de coco, leche, leche burra, coyolito, gofio y huevo chimbo para darse a un precio de cinco y hasta doce córdobas como una forma de enamorar al cliente, porque este año estas delicias se cotizan dos veces más caros que el año pasado, debido al incremento de la materia prima como el azúcar y el gas, aseguraron los comerciantes.

“La cajeta la dábamos el año pasado a un córdoba y ahorita por unidad sale a dos córdobas. Por cien sale más barata. Los huevos chimbos que costaba el cien 120 córdobas, este año subió 20 córdobas más, está en 140 córdobas.

Los coyolitos que también valían un peso ahora están en dos córdobas”, explicó Arlen  Marenco Sánchez, quien atiende en un puesto de venta en este centro de compras.

Aquí las canastitas de dulces son las más vendidas. “La gente está llevando los paquetitos de 5 córdobas  que le acomodamos una cajeta, una paletita, un gofio, una leche burra; son paquetitos económicos para que la gente lo compre”, explicó.

Esta comerciante reporta ventas de hasta 7 mil córdobas en un día normal, pero en esta temporada está lista para triplicarla.

“El año pasado vendí en un día 18 mil córdobas, fue mejor; este año esperamos que mejore porque es la esperanza de todo comerciante que las ventas suban”, concluyó.

Por miles
“En todo esto invertí unos cien mil córdobas, entre rosquillas, dulces, todo eso que a diario se mueve son por miles”, explicó por su parte, Erick Zepeda, un comerciante que dice obtener  ventas de hasta 30 mil córdobas por día.

Pero la bonanza solo se mantendrá hasta el 8 de Diciembre, que es el propio día de la Virgen María, porque luego el comercio de dulce se reduce hasta en un 75% vaticinó Zepeda.

“Las ventas arrancaron desde el jueves de la semana pasada, que estuvieron bajas y vendíamos hasta siete mil córdobas, pero ahorita se esta triplicando, pasando esto volvemos a lo mismo”, argumentó.

En esta temporada los comerciantes también duplican el número de empleados.