•   Busan, Corea  |
  •  |
  •  |

El Gobierno de Nicaragua y el de Corea, firmaron ayer  en esta ciudad, un  préstamo de 27 millones de dólares que servirá para financiar proyectos de transformación y transmisión de energía renovable como eólica, geotérmica e hidroeléctrica en diversos puntos del país.

La firma se llevó a cabo entre el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos y su homólogo Kim Sung Hwan, en el marco de la celebración IV Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda, que se realiza en Corea, en la cual participan cerca de  3,000 delegados de todo el mundo.

El financiamiento que será brindado por el Banco de Exportaciones e Importaciones de Corea, Eximbank y el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Económico,  financiará la remodelación y reparación del Centro de Transformación de Electricidad de El Sauce y Ocotal, así  como el de Estelí y San Ramón.

“Se trata de un préstamo muy importante para continuar con nuestros proyectos de cambiar la matriz energética altamente dependiente del petróleo, por energía limpia”, dijo Santos a END.

Corea, un buen ejemplo
Santos indicó que es un capital semilla de 27 millones de dólares, para que organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID,  y el Banco Mundial, BM así como otros países se sumen para apoyar esa iniciativa que busca ahorrar recursos a Nicaragua  con la compra de menos petróleo, la explotación racional de los recursos naturales y el beneficio de llevar energía a sitios donde no había.

Entre tanto, el embajador Keun Ho Jang, quien funge como Director General para Asuntos de América Latina y el Caribe por parte de Corea, manifestó  que la firma del crédito en días en los que se celebra el Foro de Busan, demuestra la voluntad de su país de impulsar iniciativas que contribuyan cada vez al desarrollo de los países amigos de su nación.

Añadió que el crédito es una muestra más del cariño que Corea le tiene a Nicaragua y que impulsa a su Gobierno a compartir la experiencia de haber logrado cambiar su estatus de país pobre y receptor de ayuda a país desarrollado y cooperante en un período de 50 años.