•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Unos a estrenar, otros a abastecerse de provisiones, juguetes o lo que haga falta en el hogar. Nada es obstáculo. Ni siquiera el incremento de los precios que se han registrado en algunos productos, detuvo a los capitalinos que, ayer, desbordaron el Mercado Oriental.
No era el Oriental de siempre. Algunos tramos se salían a las ya de por sí estrechas vías, y era difícil el paso de la misma gente, ya no digamos de los vehículos. Los comerciantes sonrientes tenían colmados de compradores sus puestos, y aún intentaban atraer al que pasara cerca.
Don Alejandro Ortiz comentó que eligió el domingo para realizar sus compras, puesto que es el único día libre cuando puede salir. Cargaba dos bolsas, una en cada hombro, llenas de verduras, granos básicos (arroz y frijoles), además, todavía le alcanzó para adquirir canastitas, matracas, caramelos y más productos para las gorras del 7 de diciembre, en La Gritería en honor a la Concepción de María.
Zoila Medina, comerciante de ropa, dijo que las ventas habían mejorado en un 10% este fin de semana. “Posiblemente sea por el pago del aguinaldo. Porque desde que el Estado pagó  se ha visto un poquito más de gente comprando”, dijo, en su apretujado tramo.
Indicó que los consumidores buscan más artículos navideños, como luces de colores, esferas, árboles, y, por supuesto, los brindis propios de La Purísima. “La ropa se vende menos, pero se vende”, manifestó.
Los buses tampoco daban abasto ante la cantidad de pobladores que esperaban unidades de transporte en la parada del Gancho de Camino. En horas de la tarde, las personas desesperadas, ya con sus compras en mano, corrían a abordar los buses para salir del más grande, movido y desbordado mercado del país.