•  |
  •  |

Ejecutivos de Unopetrol, división de Petróleo y químicos del Grupo Terra, dedicada a importación y comercialización de combustibles en Centroamérica, bajo la marca UNO, adquirió las estaciones de servicios Texaco de Nicaragua, propiedad de la empresa francesa Rubis.

Con esta operación la compañía de capital hondureño se coloca a la cabeza del mercado de hidrocarburos en Nicaragua y Centroamérica.

La compañía adquirida es propiedad de Rubis, empresa francesa con negocios de comercialización de combustible y  gas licuado de petróleo (LPG) en el Caribe, que a su vez los adquirió de ChevronTexaco a finales del año pasado, cuando esta última puso a la venta algunos de sus activos en Centroamérica y El Caribe.

Mauricio Aranda, Gerente de país de Unopetrol Nicaragua, dijo que la compañía inició una negociación con Rubis en marzo de este año, y dos meses después se logró un acuerdo para la compra de los activos en tres países centroamericanos, que incluyó además de las 40 estaciones de Nicaragua, 14 estaciones en  Costa Rica y 11 más en Belice.

“Nos sentimos verdaderamente complacidos con el rápido crecimiento de Unopetrol en la región Centroamericana, esto ha sido posible gracias a la dedicación de cada uno de nuestros colaboradores y la preferencia de nuestros clientes, porque lo mejor de UNO es el compromiso de brindarles producto de calidad y buen servicio,  afirmó Aranda en un comunicado.

La transacción fue aprobada recientemente por Procompetencia  y se completó el 30 de noviembre. El proceso de cambio de imagen hacia la marca UNO se desarrollará durante el primer semestre de 2012, añadió el profesional.

Las estaciones Texaco con el cambio de dueño, de acuerdo con Cairo Amador, Director Ejecutivo del Instituto Nacional de Promoción de la Competencia, Procompetencia, pasarían a llamarse Unopetrol. Estas competirían   con la  ESSO  y con la estatal  Petronic, empresa que está en expansión, construyendo nuevas y modernas estaciones.

Confirman liderazgo en la región
Unopetrol tiene previsto importantes inversiones en Nicaragua, Costa Rica y Belice, cambiando la imagen de Texaco a UNO  y en El Salvador de Shell a UNO.

Estas inversiones también incluyen remodelaciones en estaciones de servicio, la ampliación de oficinas centrales, así como importantes mejoras de infraestructura en terminales de combustible.

Con esa operación comercial, Unopetrol reafirma su liderazgo en la región con la comercialización de combustibles, con más de 500 estaciones de servicio en Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Belice, incluyendo operaciones de aviación en cinco países, así como de asfalto en cuatro países, su propio lubricante UNO y otros negocios complementarios.

Esa empresa opera además una flota para el transporte de carburantes en  Honduras y Guatemala, así como las terminales de almacenamiento de derivados del petróleo más modernas de la región, con ubicaciones estratégicas en Puerto Cortés, Honduras; Puerto Barrios y Puerto San José, Guatemala; Puerto de Acajutla, El Salvador; y Puerto Corinto, Nicaragua.

 

Valor

30 millones de dólares podría haber costado la transacción, aunque extraoficialmente se maneja la cifra de 50 millones.

Fuente Cairo Amador, Procompetencia.