•  |
  •  |

La calificadora de riesgo internacional, Fitch Ratings, adelantó ayer que los sistemas bancarios de Centroamérica y República Dominicana continuarán fortaleciendo su desempeño financiero conforme la región siga recuperando su ritmo de crecimiento económico, estimado cerca de 4% para 2012 bajo el escenario base de Fitch.

De acuerdo con la calificadora una mayor expansión del crédito, combinada con una menor necesidad de constituir provisiones por préstamos incobrables, impulsaría el crecimiento de las utilidades de los bancos.

Fitch anticipó, en ese contexto, un crecimiento moderado del crédito en 2012, liderado por los bancos de propiedad local. Los sistemas bancarios que tienen las mayores probabilidades de exhibir un crecimiento más alto, según Fitch, son aquellos cuyos países presentan las mejores perspectivas económicas.

En este sentido, recalcó que se destacaría el crecimiento de los sistemas bancarios de Panamá, Costa Rica y Guatemala. Habiendo absorbido casi la totalidad de préstamos deteriorados derivados de la pasada crisis financiera global, los bancos continuarán presentando mejoras en la calidad de sus préstamos en 2012.

Atentos a economías avanzadas
Las economías de la región, sin embargo, no son inmunes a los riesgos que puedan derivarse de una potencial recaída de las economías avanzadas.

Aun cuando no es el escenario base de Fitch, una recaída de las mayores economías avanzadas, particularmente de Estados Unidos, debilitaría las proyecciones de crecimiento del crédito y presionaría las utilidades de los bancos de la región por el incremento en el gasto en provisiones.
Pero, ni la estabilidad ni la solvencia de los sistemas bancarios estarían amenazadas.

 

3,015.8

millones de córdobas es el crédito neto acumulado  en el país entre julio y la cuarta semana de noviembre 2011, según el dato más reciente del Banco Central de Nicaragua.