• |
  • |

Aunque ya se vislumbran al menos tres potenciales compradores, la empresa textilera de origen estadounidense Cone Denim tendrá que esperar este nuevo año para quizás reiniciar operaciones, según mencionó el delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano.

Cone Denim, de International Textil Group, ITG, inició operaciones en 2008 con una inversión de 100 millones de dólares, sin embargo fue cerrada en marzo de 2009, dejando a casi 700 nicaragüenses sin trabajo. El cierre de la empresa ocurrió bajo el argumento de falta de mercado por la crisis económica internacional de ese entonces.

“Estamos trabajando para su apertura, esa garantía la tienen que dar los inversionistas quienes analizarán si es viable regresar, tenemos de tres a cuatro empresas interesadas, recordemos que es una inversión de más de 100 millones de dólares y hay capital estadounidense, asiático y suramericano interesados”, justificó Baltodano.

Interés en turismo y agroindustria
El funcionario brindó esas declaraciones durante un encuentro que sostuvo con una delegación de funcionarios de Tailandia.

En la reunión también compareció Laureano Ortega, promotor de inversiones de ProNicaragua e hijo del presidente Daniel Ortega, y el viceministro de Relaciones Exteriores, Valdrach Jaentschke.

Los medios de comunicación no tuvieron acceso a la reunión. Aunque Baltodano adelantó que en esta “negociaron” posibles inversiones en turismo y agroindustria sin dar mayores detalles.

La delegación asiática estuvo encabezada por Jullapong Nonsrichai, Viceministro de Relaciones Exteriores de Tailandia y el embajador designado de Tailandia para Nicaragua, Suvat Chirapant.

Baltodano recordó que en 2012, estiman un poco más de 1,000 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa, IED, frente a los 900 millones de dólares reportados en 2011. También dijo que proyectan cinco mil nuevas plazas en el sector textil en el año, lo implicaría pasar de 95 mil a 100 mil empleos directos.


Aumento salarial
9% se incrementará el salario básico de los trabajadores de zonas francas en 2012. El salario básico de esos trabajadores oscila entre 3,400 y 3,500 córdobas mensuales.