•   New York  |
  •  |
  •  |
  • EFE


El precio del crudo de Texas subió ayer casi un uno por ciento y se acerca de nuevo a los 95 dólares en Nueva York, después de que la OPEP no incrementó sus niveles oficiales de producción en su reunión del fin de semana.

Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero añadieron 80 centavos a su precio anterior y finalizaron a 94.64 dólares por barril (159 litros). Los contratos de gasolina para entrega en diciembre terminaron a 2.3816 dólares por galón (3.78 litros), casi un centavo más que el día anterior.

El precio de los contratos de petróleo WTI con más próximo vencimiento se elevó hasta los 95.15 dólares durante una sesión muy volátil y en la que mostró una tendencia a la baja durante las primeras horas de contrataciones. Sin embargo, a medida que se acercaba el final de la sesión, aumentaron las compras de contratos, aunque en un ambiente algo más moderado que en sesiones anteriores.

La III Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) finalizó el domingo sin que sus miembros atendieran las peticiones de Estados Unidos y de otros países consumidores de incrementar su nivel de oferta para presionar a la baja a los precios.

La organización reiteró que la escalada del precio del petróleo es consecuencia de la especulación financiera y de otros factores que escapan a su control, y estudiará la posibilidad de reajustar sus cuotas oficiales en la reunión que celebrará el próximo 5 de diciembre.