•  |
  •  |

Un total de US$60 millones de dólares ha dejado de percibir la industria ganadera local, entre 2010 y 2011, por el cierre “arbitrario” de las fronteras a las exportaciones de carne que mantienen los gobiernos de Honduras, Guatemala y Panamá.


Así lo aseguró a EL NUEVO DIARIO el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Carne, Canicarne, Onel Pérez, tras advertir que hay preocupación en el sector.
Pérez explicó, que en el caso de Panamá solo se puede exportar con un impuesto del 30%, lo cual no es rentable.


Mientras Guatemala y Honduras, están pidiendo certificaciones y permisos de exportación sanitarios que extienden  los ministerios agropecuarios de cada uno de esos países.  


“Entonces, estamos demandando al Gobierno que aplique a esos mercados  medidas recíprocas (sino se logra la apertura comercial a la carne)”, remarcó.
La Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadín, ha reiterado la importancia que tiene para la industria ganadera recuperar los mercados de Guatemala, Honduras y Panamá, cerrados arbitrariamente desde inicios del 2010.

Mific no actúa
El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerrí, manifestó, que en esos casos, se necesita que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, muestre su eficiencia como lo ha hecho con el tema del incremento de precios en algunos productos.


“Esperamos que ellos (el Mific), busquen como abrir los mercados nicaragüenses, y por eso hemos sostenido reuniones con el sector ganadero para buscar una solución del Gobierno”, planteó.


En tanto, el vicepresidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, Juan Álvaro Munguía,  destacó que requieren una “gestión” del Gobierno ante el problema que enfrentan con los mercados descritos. “Necesitamos  una buena gestión…”, puntualizó. El Mific, a la fecha no ha querido pronunciarse sobre el tema.

496.9 millones de dólares implicaron las exportaciones  nacionales de carne y sus derivados en 2011.