•  |
  •  |

Los empresarios del sector lácteo  aglutinados en el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, consideran que la medida de suprimir el Impuesto Selectivo al Consumo, ISC, del 9% a las industrias lácteas, específicamente a las leches de sabores, consensuada recientemente  con el Gobierno no es suficiente para  garantizar que no  se dé  un alza en el producto.

Ahora están planteando que también se revise el Impuesto al Valor Agregado, IVA,  que paga la industria a fin de reducir su tasa impositiva.

“Consideramos que  hay que ver  (también) hacia el IVA de las empresas que producen leche entera y ver qué se puede hacer en este sentido”,  sostuvo el presidente del Cosep, José Adán Aguerri.

En declaraciones al Programa En Vivo, que se transmite por Canal 4, el viceministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, informó que en los últimos días el Presidente de la República, Daniel Ortega ha instruido que se revise la carga tributaria que está presionando la estructura de costos de los alimentos.

De acuerdo con  Acosta, esa orden ha concordado con la solución que ha sido planteada en concertación con los empresarios, productores y trabajadores, la cual es revisar toda la cadena de producción para tomar las mejores decisiones.
Particularmente, “en el Consejo de la Leche, todos estamos claros que la salida es concertar, es buscar estabilidad, porque estabilizando los precios todos los sectores se benefician; se beneficia a la familia, a los consumidores, a los productores con una estrategia de mediano plazo y también a la industria”, apuntó.

1%, y no 1.5%, es el impuesto que  pagarían  los productores cuyas transacciones superen los  C$60 millones en la Bolsa Agropecuaria,  según  la propuesta de Reforma Fiscal.