• |
  • |

Con una inversión de US$ 3.5 millones Cargill Nicaragua inició la construcción de la Granja Madera, una planta avícola con tecnología de punta que tendrá capacidad para la crianza de 2 millones 520 mil aves al año.

La apertura de la granja, prevista para septiembre próximo, generará 100 nuevos puestos de trabajos directos y unos 2 mil empleos indirectos.
El gerente general de Cargill Nicaragua, Xavier Vargas Montealegre, explicó que la planta es la primera inversión de un total de US$ 30 millones que estarán ejecutando en los próximos tres años.

La empresa estará dirigiendo esas inversiones en la construcción de un centro de distribución, en el mejoramiento de las plantas de procesamiento y en la compra de más vehículos para fortalecer la flota que tiene para la distribución del producto.

Vargas, además expuso que en 2012 la compañía pretende crecer en producción hasta en un 5% en relación al año pasado, en el cual registró una producción de aproximadamente 240 millones de libras de pollo. Actualmente, Cargill cuenta con 12 mil clientes a nivel nacional.


2012 asoma estable
Entre tanto, el vicepresidente corporativo de Cargill, Alfredo Vélez, declaró que para los próximos meses el precio del pollo se mantendrá estable porque a nivel internacional hay “más estabilidad” en los costos de la materia prima que se utiliza para la alimentación y crianza de las aves, aunque no descartó que una nueva alza en la factura de energía cambie el
panorama.

“Un impacto en la energía es fuertísimo para la industria agrícola, pues todo nuestro pollo se vende congelado, refrigerado, y gastamos alrededor de un millón de dólares en concepto de energía, entre los dos negocios: Pipasa y Cargill”, manifestó.

Por su parte, Vargas reiteró que 2011 fue “de muchos retos para la industria avícola de Nicaragua”, la cual enfrentó un alza en sus costos de producción debido al “incremento de los productos como maíz, soya y sorgo, que la industria demanda para la producción de las aves.

No obstante, recalcó que de acuerdo con los análisis de sus expertos la relativa estabilidad en esos “commodities” les hace pensar que el año en curso será más estable.