• |
  • |

La construcción de una línea férrea que una el Caribe con el Pacífico nacional, no será posible en los próximos años y dependerá de que también se pueda concretizar la construcción del puerto de aguas profundas en Monkey Point.


El ministro de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, manifestó ayer que existe interés de parte de empresarios rusos en desarrollar este proyecto, pero no especificó si firmaron algún acuerdo de entendimiento para la ejecución del proyecto, después de las reuniones de la delegación nicaragüense con sus homólogos rusos, en la Comisión de Cooperación Comercial, Económica y Científico-Técnica de ambos países.


Solórzano sí dijo que el proyecto del ferrocarril busca “conectar” los puertos de Monkey Point con el de Corinto, además de unir a Managua con otras zonas como el Atlántico.


“Es un proyecto viable para el futuro. Nicaragua es un país que tiene una posición geográfica estratégica para (explotar) el comercio internacional mediante la línea férrea. La misma se puede usar para hacer una conexión turística, y conectar también con Managua y Granada. Es un proyecto grande, que está en las primeras etapas de estudios, pero depende del funcionamiento del Puerto en Monkey Point”, aclaró.


El funcionario añadió que a la fecha solo se ha podido hablar con empresarios y alcaldes rusos quienes mostraron interés, pero razonó que también se puede construir echando mano de inversiones con el Estado nicaragüense.