•  |
  •  |

Tras conocerse la noticia de que los caficultores hondureños estiman una reducción del 14% en los ingresos generados por la exportación de café, ante un desplome en los precios en el mercado internacional de hasta US$50 por quintal, en Nicaragua, productores y exportadores dicen estar alertas, y  expresaron preocupación ante tal situación.

De acuerdo con la publicación del rotativo La Prensa, de Honduras, los productores de café habían proyectado facturar US$1,400 millones para este año, pero los buenos augurios cambiaron, pues “el declive en el precio de referencia del mercado internacional hace prever una caída de hasta 14% en los ingresos”,

“El café tiene que salir y venderse, pero los ingresos del país serán afectados en el 30%-40% de la cosecha que todavía no ha sido vendida”, precisó Emilio Medina, Presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras, Adecafeh.

En Nicaragua, el gerente general del Centro de Exportaciones e Inversiones, CEI, Roberto Brenes, comentó ayer que algunos inversionistas europeos le han expresado su inquietud ante la tendencia de una baja en la demanda del grano, debido a la crisis económica que agobia a Europa y que se extiende a Estados Unidos.

“Nicaragua tiene la ventaja de contar con el reconocimiento de un café de calidad, lo que significa que como país se debe mejorar la productividad y mantener la calidad para que no se vean afectados”, expresó.

No obstante, Luis Osorio, Secretario Técnico del Consejo Nacional del Café, Conacafé, consideró que lo que está ocurriendo con Honduras es algo particular, porque la calidad del café de ese país es inferior a la del nicaragüense.

“Los mercados tradicionales del café son Canadá y Estados Unidos, el europeo tiene el 60% del consumo, allí la economía está jugando un papel importante en el consumo del café, que presiona en precios y en consumo. Este desorden en la economía de estos países, sumado al cambio climático, preocupa al sector cafetalero”, detalló Osorio.

El problema con Honduras, agregó, fue la ampliación de 330,000 manzanas para la cosecha de café de este año, que les permitió superar los 4 millones de quintales café oro, pero ese café es de menor calidad, ya que han utilizado suelos que no tienen las condiciones de los nuestros, que nos permiten obtener un café de mejor calidad, aseguró.

Queda 15% para exportar
En su último informe, Conacafé reportó que la producción de este año alcanzó el millón 974 mil 897 quintales de café oro bruto, de estos solo un 15% está en el campo pendiente de ser exportado.
“Con ese 15% estaríamos pasando a dos millones 65 mil quintales como producción estimada”, explicó Osorio.
Los resultados refieren que los daños en la cosecha fueron mínimos, y se estiman en un 3%, muy distante del pronosticado 20% que se esperaba, inicialmente, por los efectos de la maduración irregular del grano.
Entre tanto, el último reporte del Centro de Trámites para las Exportaciones, Cetrex, actualizado al 19 de febrero de 2012,  revela que Estados Unidos sigue siendo el principal mercado para las exportaciones de café oro, con una factura de más de US$30 millones en lo que va del año, seguido de Canadá, con cifras similares, y luego por Venezuela con US$3 millones.

 

En enero 2012
De acuerdo con un reciente reporte del Banco Central de Nicaragua, el precio del café mantuvo en enero pasado su tendencia a la baja por quinto mes consecutivo, al situarse en 220.9 centavos dólar la libra, con una leve baja de 0.4% respecto a diciembre de 2011.
El comportamiento fue explicado por las expectativas de que Brasil, el principal productor del mundo, tendrá una cosecha récord para el ciclo 2012/2013.