•   Estelí  |
  •  |
  •  |

Pese a que oficialmente las autoridades del Banco Central de Nicaragua, BCN, instancia legalmente establecida para la emisión o cancelación de determinado papel moneda no ha señalado que las monedas de diez córdobas han dejado de tener validez, varios.

pobladores de Estelí, denunciaron que taxistas y pulperos no están aceptando las monedas de estas denominaciones.

María Eugenia Centeno, pobladora de uno de los barrios de la zona noroeste de Estelí, se quejó porque le pidió a un taxista que la trasladara al centro de la ciudad, pero se llevó una gran sorpresa al momento de pagar por el servicio con una moneda de diez córdobas y el conductor le expresó que dicha moneda no tenía validez.

Centeno le explicó que era lo único que andaba y que si quería la tomara o si no ese era su problema. Igual suerte corrió Efraín Rivera, quien casi se agarra a golpes  con otro taxista que se negaba a recibirle una moneda de diez córdobas.

Según los pobladores, la negativa a aceptarlas podría ser por la apariencia de las mismas que ya se observan corroídas, aparentemente por el sudor de andar de mano en mano.

También las pulperías

La pobladora Paula Mendoza manifestó su descontento porque en varias pulperías ubicadas en los barrios de la zona periférica este de la ciudad tampoco están aceptando las monedas.

“Me imagino que las desprecian porque ensucian los bolsillos y las manos, ya que desprenden una sustancia amarilla”, indicó Mendoza.

Los pobladores estelianos recomendaron a las autoridades del BCN que recojan esas monedas y que otorguen un plazo para quienes todavía las poseen para evitar este tipo de problemas.

Sería bueno que las cambien, aunque sea con esos billetes nuevos plásticos que son de mala calidad porque se parten y varios ya andan con ciertos dibujos borrados, dijo una dama que vende frutas en el mercado Alfredo Lazo de Estelí y que prefirió el anonimato. Estas monedas fueron emitidas por el BCN, en el primer gobierno de Daniel Ortega.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus