•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Europa desbloqueó ayer viernes el segundo rescate a Grecia, que le evitará un default descontrolado, luego de que Atenas anunciara que la gran mayoría de sus acreedores privados aceptó perder más de la mitad de su deuda, en la mayor reestructuración de bonos de la historia.

Según el Ministerio de Finanzas, los acreedores privados de casi un 85% de deuda regida por legislación griega aceptaron participar en el canje, lo que les supondrá la aceptación de una quita del 53,5% y una pérdida real de cerca del 75%.

Se trata de la mayor reestructuración de deuda soberana de la historia, superando ampliamente a los US$82.000 millones del default de Argentina en 2002 (73.000 millones de euros de aquella época).

Atenas reducirá su deuda pública

Poco después, Atenas activó las cláusulas de Acción Colectiva, CAC, para forzar a los acreedores reticentes a plegarse hasta alcanzar un 95,7% de respaldo al plan. De esa manera se podrá cumplir la meta de reducir la deuda pública griega de un 160% del PIB (350.000 millones de euros) a un 120,5% en 2020.

Esta decisión condujo a la agencia de calificación financiera Fitch Ratings a bajar la nota de Grecia, de “C” a “default parcial” (restricted default o “RD”).

También hizo que la ISDA, (Asociación Internacional de Swaps y Derivados por sus siglas en inglés) asociación que agrupa a 815 operadores de mercado a cargo de los seguros contra el riesgo de impagos (CDS), que resguardan la inversión, determinará que la reestructuración de la deuda de Grecia en manos de acreedores privados es un “evento de crédito”, que ahora permitirá a inversionistas con seguros obtener un resarcimiento.

El organismo encargado de establecer esta definición votó unánimemente este viernes en Nueva York por esta determinación. La ISDA indicó que lo que motivó su decisión fue la utilización por el gobierno griego de las “cláusulas de acción colectiva”.

Esperan contribución del FMI
Tras el megaoperativo del viernes, los ministros de Finanzas de la zona euro desbloquearon 35.500 millones de euros para Grecia, primera parte de un paquete de rescate de 130.000 millones, anunció el titular alemán Wolfgang Schäuble.

El resto de los fondos, correspondientes a un segundo rescate a Grecia, será desbloqueado probablemente la semana próxima, añadió Schäuble, una vez que “las condiciones formales” se cumplan, aunque no hay duda de que así será.

Grecia cumplió con las “condiciones necesarias” para recibir el segundo rescate, consideró el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, al finalizar una teleconferencia con los ministros de Finanzas de los 17 países de la zona euro. Esperamos ahora una “contribución significativa” del FMI, señaló en un comunicado.

La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional, FMI, habían supeditado al éxito de esta operación la entrega de estos fondos, pendientes desde octubre.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI, Christine Lagarde, se congratuló por la reestructuración de la deuda griega, omitiendo en un primer momento referirse a cuánto ascenderá la contribución de la institución con sede en Washington en el operativo de rescate del país.

 

FMI anuente

US$36.700 millones podría ser el crédito para Grecia de parte del FMI.